FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Plantas fáciles de cultivar


Todas estas plantas podrás cultivarlas a la primera sin necesidad de conocimientos especiales ni de experiencia previa, solo pon en práctica los poquísimos consejos que encontrarás en este artículo.


A lo largo y ancho de internet puedes encontrar muchas listas de plantas que, supuestamente, son de fácil cultivo, pero algunas de ellas no deberían incluirlas bajo ese calificativo, puesto que exigen cierta experiencia.

En este artículo te voy a hablar de las que a mi me resultan más fáciles de cultivar, incluso en mis comienzos como horticultor, hace más de 10 años.

Comenzaré por las hortalizas, pero también te hablaré de frutas y plantas ornamentales (decorativas) de fácil cultivo, o lo que es lo mismo, que no requieren muchos cuidados o conocimientos específicos.


Hortalizas

Todas las que te dejo a continuación puedes cultivarlas con toda tranquilidad aunque no tengas experiencia. Casi seguro que tendrás éxito a la primera.


Muy fáciles

Si es la primera vez que te enfrentas al cultivo de una hortaliza, comienza por estas.


Cebolla

➽ Distintos tipos de cebollas.

Solo tendrás que plantarla, mantener el suelo ligeramente húmedo y quitar las hierbas que puedan aparecer a su alrededor.

Esas son las únicas tres cosas que hago yo desde hace muchos años, y realmente no necesita más cuidados.

Incluso podrás plantarla ―o sembrarla― en casi cualquier época, ya que resiste el frío y el calor.

Tampoco tendrás que aportar mucho abono ―incluso nada―, puesto que es una planta que prefiere suelos pobres.

Por cierto, el cebollino podrás cultivarlo siguiendo estos mismos consejos, ya que también es un cultivo fácil.


Chalota

Es una planta parecida a la cebolla ―de hecho se puede utilizar como sustituta―, que produce muchos bulbos de pequeño tamaño y que es realmente fácil de cultivar.

Se planta directamente el bulbo en la tierra, y por cada uno que plantes recolectarás normalmente más de 5.

Puedes plantarla desde finales del invierno a finales de la primavera, y solo necesitarás regarla de vez en cuando y mantener el suelo limpio de plantas oportunistas.

Lo mejor de esta hortaliza es que una vez coseches los bulbos ―cuando las hojas se sequen―, podrás guardarlos por mucho tiempo sin que se echen a perder.


Col

Ya sea cualquier variedad de berza o repollo, realmente no necesita más que regar para mantener el suelo húmedo y quitar de vez en cuando las "malas hierbas". Nada más! En serio.

Lo único que tienes que tener en cuenta es que debes sembrarla o plantarla a partir de mediados de la primavera y hasta mediados del verano.

Tendrás en tu casa col fresca desde el otoño hasta la primavera, ya que se le van sacando hojas y la planta emite otras nuevas constantemente.


Pimiento

➽ Mi última cosecha de pimientos variedad Italianos.

Contrariamente a lo que muchos piensan ―de hecho no se suele incluir en las listas de este tipo―, el cultivo del pimiento no tiene dificultad alguna.

Regar cuando la tierra se seque, quitar "malas hierbas" y nada más. Con eso tendrás sí o sí tu cosecha de pimientos! Eso sí, no lo plantes hasta mediados o finales de la primavera y ponlo en una zona que reciba mucho sol directo.


Rúcula

Esta planta de ensalada tiene un sabor intenso que no gusta a todo el mundo, pero si quieres sembrarla hazlo porque te resultará muy sencillo cultivarla.

Te aconsejo que la siembres a finales del verano o en otoño, ya que con el calor se sube a flor prematuramente. Si lo haces en esa época tendrás rúcula a tu disposición hasta la primavera.

Igual que pasa con la col ―de hecho son de la misma familia― se pueden cortar sus hojas para que la planta produzca otras nuevas.

Por cierto, es una plantita pequeña, así que siembra muchas todas juntas, como si quisieras hacer una pradera.


Fáciles

Estas requieren más cuidados que las anteriores pero tampoco nada que no pueda hacer un principiante. Apunta!


Acelga

Con esta tienes que tener cuidado si hace calor porque suele marchitarse si no la riegas a menudo.

Te recomiendo plantarla a finales del verano, ya que crece muy bien en otoño, invierno ―si no es muy frío― y primavera.

Se puede cosechar por hojas, de forma que cada planta siga creciendo.


Apio

Realmente no requiere nada en especial, solo tener la precaución de sembrarlo en primavera. Si lo haces así tendrás apio fresco desde finales del verano hasta la primavera siguiente.


Lechuga

La reina de la ensalada es fácil de cultivar pero ojo, hay que elegir la variedad correcta para cada época del año. Si no tienes esto en cuenta es muy probable que se suba a flor antes de que puedas comértela.

Normalmente, en primavera se pueden sembrar la mayoría de las variedades.

Cuidado también con el agua, no te olvides de mantener el suelo húmedo o verás como sus hojas se arrugan después de unas horas de sol.


Remolacha

Otra hortaliza que nunca me pide nada especial es la remolacha. La siembro en dos momentos del año: primavera y otoño, y solo me preocupo de regarla ―sobre todo cuando es pequeña― y de quitar las hierbas que nacen a su alrededor.

No necesita más, pero si te acuerdas, puedes aproximar la tierra cada vez que el bulbo crezca para que no le de el sol: así estará más dulce y jugoso.


Perejil

Si quieres tener perejil fresco siempre a mano, puedes hacerlo porque es una planta sencilla de cultivar.

Solo te voy a dar dos consejos: siémbralo entre la primavera y el otoño, y lo más importante, no le gustan las macetas pequeñas, así que una gran o mejor directamente en el suelo.


Frutas

Aunque las frutas suelen ser de cultivo más complicado que las hortalizas, las hay que no.

Es el caso de la fresa o del physalis.


Fresa

Dale un suelo fértil, algo de sombra, riegos frecuentes y no permitas que salga hierba a su alrededor. Si haces esto tendrás fresas con toda seguridad.


Physalis

Se trata de una planta de la familia de los tomates, que da unos frutos muy similares a los cherry, pero de color amarillo y sabor agridulce.

Vive varios años, así que plántala en una maceta grande o una esquina del jardín y riégala cuando veas que el suelo se comienza a secar.

No le gustan las heladas, así que tendrás que taparla o llevarla a un sitio cubierto en invierno, y a medida que vaya creciendo necesitará que amarres sus ramas a palos, alambres, etc.


Ornamentales

Si te da miedo tener plantas decorativas ―con flores― porque siempre se te mueren, prueba con el geranio.


Geranio

Esta planta tiene flores muy llamativas que pueden ser de color rojo, rosado o blanco ―que yo sepa― y es tan resistente que prácticamente se cuida sola.

No te olvides de regarla ―agua si necesita― y tendrás flores durante casi todo el año, incluso en invierno si vives en una zona de clima suave.


QUÉ PLANTAR EN UN HUERTO

Si eres principiante no te vayas sin leer este artículo. Te ayudará mucho!

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.