FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Purín de ORTIGAS


El purín de ortiga es un preparado casero, natural y ecológico que hace maravillas en nuestro huerto y jardín si sabemos utilizarlo. Cuidado, si lees este artículo no podrás seguir mirando para otro lado....


El purín de ortiga es un líquido obtenido a partir de la fermentación natural en agua de las hojas de plantas del género Urtica sp.

Se emplea como fertilizante natural y estimulador del crecimiento vegetal, tanto aplicándolo al suelo como en las hojas de las plantas. Es muy rico en calcio (Ca), potasio (K) y nitrógeno (N). Éste último se encuentra en una forma que la planta asimila rápidamente. Además, es rico en Hierro (Fe), por lo que evita la aparición de clorosis férrica en las plantas, promueve la producción de clorofila y previene o corrige la aparición de carencias.

Tiene también una función preventiva ante la aparición de enfermedades criptogámicas y repele algunas plagas de las plantas.

Interesante ¿verdad? Pues esto solo es el principio.


Más propiedades

El purín de ortiga no es un remedio milagroso que funcione igual en cualquier circunstancia, sino que su efecto se ve regulado por muchas variables propias y externas.

Las propiedades beneficiosas para el suelo y para las plantas, que se le atribuyen al purín de ortiga, dependen de muchos factores: la calidad del purín, el tipo de aplicación, la dosis, las características de las plantas y del suelo, etc.

➽ Ortigas al inicio de la preparación del purín

En la mayoría de los estudios experimentales consultados, se concluyó que había un efecto positivo pero solo en determinadas condiciones. En otras no se apreció ninguna mejora y en algunos casos el efecto fue negativo.

Que el efecto de la aplicación del purín sea beneficioso, neutro o perjudicial, se puede entender fácilmente ―a falta de más datos― teniendo en cuenta que es una sustancia mejoradora, por tanto, tiene que haber algo que mejorar. Tomar un paracetamol cuando no duele nada no tiene efecto, ¿verdad? Pues esto mismo es.

Es decir, si se aplica en unas condiciones ideales: con un suelo muy fértil y equilibrado, sin carencias, plantas sanas, ausencia de plagas y enfermedades, etc. no hay nada que mejorar y, por ello, es de esperar que el efecto sea nulo o inapreciable.

Es en condiciones desfavorables cuando puede suponer una auténtica mejora, siempre y cuando se aplique en una dosis que no produzca toxicidad ―todo en exceso es perjudicial.


Mejora la fertilidad

Directamente a través de los nutrientes que aporta ―mencionados en la introducción― pero también indirectamente, mediante la estimulación de procesos biológicos que enriquecen el suelo.

Hay que destacar que casi la mitad del nitrógeno que contiene está en forma amoniacal, por lo que es directamente asimilable por las plantas.

En la fermentación que da lugar al purín de ortiga proliferan gran número bacterias fijadoras de nitrógeno por lo que si se aplica el purín al suelo, se está inoculando una gran cantidad de dichas bacterias en el mismo.

Estos microorganismos comenzarán a tomar nitrógeno del aire enriqueciendo el suelo y dejando a disposición de las plantas.


Activador del compostaje

➽ Compost maduro

Aplicado en la pila del compost o sobre un suelo con restos vegetales, acelera la descomposición de los mismos, y además, mejora las propiedades del material resultante, haciéndolo más rico en nutrientes y equilibrado.

Se puede emplear como un activador casero del compostaje, especialmente cuando se realiza separado de la tierra, como en el caso de una terraza o patio.

Estimula la actividad de las lombrices del suelo o del vermicompostador facilitando la producción de humus de lombriz y mejorando sus propiedades.


Promueve el crecimiento

Especialmente por ser rico en nitrógeno, principal nutriente responsable del vigor de las plantas.

Además, como ya se indicó, este nutriente se encuentra ―en gran parte― en formas que las plantas pueden asimilar directamente, por lo que el efecto sobre el crecimiento puede ser más evidente tras la aplicación del purín.

Si el suelo es ya rico en nitrógeno asimilable es posible que no se aprecie ninguna mejora, puesto que la planta ya estará creciendo con su máximo potencial.

Parece ser que aplicado sobre las hojas (diluido) estimula la formación de clorofila, responsable directa de la captación de la luz solar y, por tanto, con efecto en el crecimiento y el vigor.


Previene y corrige carencias nutricionales

Una de las carencias más comunes en las plantas es la de hierro, especialmente en suelos alcalinos.

El purín de ortiga es rico en hierro, pero también en otros oligoelementos, por lo que si se aplica sobre el suelo o sobre las hojas ―correctamente diluido― puede prevenir carencias en esos nutrientes, pero también corregirlas si ha se han manifestado.

Se puede utilizar regularmente como un preventivo de carencias de amplio espectro.


Estimulación radicular

En las raíces también produce beneficios, estimulando su crecimiento y facilitando la formación de micorrizas.

Un estudio realizado en una universidad de Perú, encontró un efecto positivo en el crecimiento de la raíz de rabanito ―tanto en diámetro como en peso― cuando se aplicaba sobre el suelo purín de ortiga a una concentración del 50%. La aplicación del purín sin diluir mostró un efecto negativo.


Estimula la germinación

Favorece la germinación de las semillas. Además, las plantas que nacen de estas semillas son más resistentes a algunos tipos de enfermedades.


Favorece la floración

Ayuda a que las plantas florezcan antes y con más intensidad. Las flores son más coloridas, resistentes y aromáticas.


Resistencia a enfermedades

Aplicado en las hojas las fortalece, haciéndolas más resistentes a enfermedades criptogámicas ―como el mildiu o el oidido.

Para que el efecto sea apreciable, es necesario repetir los tratamientos con mucha frecuencia.


Efecto contra plagas

También se utiliza como insecticida y repelente. Es eficaz contra pulgones y ácaros, entre otros, pero como en el caso anterior, exige de aplicaciones muy regulares para observar un efecto positivo.



Como ves, el purín de ortiga es un remedio natural casi mágico para el huerto y el jardín que cualquiera puede elaborar de forma casera. Descubre cómo hacer purín de ortiga en este breve artículo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.