FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Abonos NATURALES para plantas


Las plantas han consumido desde siempre nutrientes de origen natural como estos de los que hablamos en este artículo y que están al alcance de cualquier persona que desee emplear abonos naturales para sus plantas.


En el mercado existen muchos abonos comerciales. Algunos son de uso general pero otros cubren necesidades nutricionales específicas y carencias en nuestras plantas de huerto y jardín. Si detectamos una carencia o queremos prevenirla a tiempo, siempre podemos utilizar estos productos.

Los abonos artificiales parecen muy ventajosos, ya que son de fácil uso y respuesta inmediata, pero tienen muchas desventajas ocultas.

Dicho esto, si queremos invertir un poco de nuestro tiempo a cambio de ahorrar y de ofrecer a nuestro huerto abonos totalmente naturales, podemos hacerlo sin demasiado esfuerzo y aprovechando cosas que tenemos a mano en el día a día.


Fertilizantes naturales

Hay muchos!! De hecho, desde que existe la agricultura se han estado utilizando algunos de estos abonos. Nos parecen una cosa nueva, de tendencia, pero en realidad son algo muy viejo, tradicional, de toda la vida. Verás que cuando los enumeremos más abajo, te darás cuenta de que muchos de ellos son fertilizantes históricos.

Pero, antes de enumerarlos, reflexionemos acerca de los fertilizantes. Quizás haciéndolo veamos que dentro de la categoría "fertilizante" podemos incluir muchas cosas que tenemos a mano. Recordemos qué es un fertilizante.

Si has leído esa breve explicación sobre qué es un fertilizante, o si ya lo sabías, seguro que por tu cabeza están pasando muchas ideas sobre como fertilizar el suelo utilizando diferentes cosas. Pues bien, veamos ahora la lista de fertilizantes que podemos elaborar de forma casera o bien utilizarlos directamente en nuestro huerto.


Abono verde

➽ Trébol blanco como abono verde

Se conoce como abono verde a la práctica que consiste en cultivar, en el suelo que queremos fertilzar, plantas que posteriormente son cortadas e incorporadas al suelo para que se descompongan y liberen los nutrientes "in situ". Las plantas más utilizadas para este propósito con las gramíneas, leguminosas y crucíferas.


Ceniza

La ceniza es el material resultante de la combustión de la madera o, en general, de cualquier sólido que se consuma parcialmente en el fuego.

Está compuesta por diferentes tipos de minerales, algunos de los cuales hacen que la ceniza sea un fertilizante excelente. Además ayuda a subir el pH de suelos ácidos y a mejorar la estructura de suelos arenosos.


Compost

Es el material resultante de la descomposición aerobia de restos vegetales procedentes del jardín, del huerto y restos de comida, como las mondas de patata, hojas viejas de lechuga, col, etc.

Se denomina compost cuando esa transformación se realiza en una pila o montón donde vamos depositando los restos a propósito.

Aunque lo habitual es que se destine un lugar para la elaboración de este abono natural, lo cierto es que el proceso tienen lugar también sobre la tierra del huerto, siempre y cuando las condiciones sean adecuadas.

En nuestro huerto, cuando cortamos gran cantidad de hierba, la extendemos por los pasillos entre los bancales, para impedir que crezcan "malas hierbas". Tras uno o dos meses y después de añadir varias capas, observamos como la inferior ―la que estaba en contacto con la tierra― se convierte en compost.


Estiércol

Puede ser de vaca, caballo, oveja, etc. Incluye excrementos sólidos de animales domésticos mezclados con restos de distintos materiales de cama (siempre que sean naturales) e incluso algunos restos de comida que se han caído al suelo.

Generalmente es una mezcla de paja o serrín con excrementos sólidos y orina.

No hay dos estiércoles iguales, ya que cada criador utiliza un material de cama y da una alimentación a los animales, parte de la cual acaba en el suelo.

Este es uno de los abonos más antiguos, ya que la ganadería y la agricultura siempre han coexistido, y se han apoyado la una en la otra.

Se trata de un abono excelente, muy rico en materia orgánica ―ideal para mejorar el suelo― pero debe añadirse cuando está muy descompuesto. Si no lo está, continuará fermentando en el suelo y prococará problemas sanitarios en las plantas.


Gallinaza

➽ Gallinas sobre montón de gallinaza

Residuos del suelo del gallinero.

Incluye excrementos de gallinas, restos de comida (cereal), restos de material de cama (paja o aserrín por ejemplo).

Es un abono muy concentrado que hay que emplear en pequeñas cantidades, de lo contrario puede ser perjudicial.

Igual que el estiércol, debe estar bien maduro antes de utilizarlo.


Humus de lombriz

Es el material excretado por las lombrices cuando éstas consumen restos vegetales o estiércol.


En realidad, humus de lombriz lo hay de forma natural por todo suelo donde haya restos vegetales muertos y lombrices alimentándose de ellos.


En la pila del compost también se produce una cierta cantidad de humus de lombriz debido a la actividad de éstos invertebrados.

Lo mismo ocurre si dejamos al aire libre un montón de estiércol fresco. Con el tiempo, si las condiciones son adecuadas, se irá llenando de lombrices que lo procesarán poco a poco dando como subproducto humus de lombriz.

Cuando se acolcha el huerto con material orgánico, las lombrices comienzan a alimentarse de él desde abajo excretando humus de lombriz en esa zona.


Purín

Los purines son líquidos resultantes de la fermentación de restos orgánicos vegetales (acousos o en agua) o animales (orina o estiércol en agua).

El purín, una vez fermentado, es un excelente fertilizante ya que es muy rico en nutrientes ―según sea su origen― y éstos se encuentran en formas que las plantas asimilan fácilmente, ya sea de forma directa o tras la intervención de los microorganismos del suelo.

Puede ser utilizado como abono foliar si se diluye lo suficiente, repelente de insectos, mejorador de la actividad biológica del suelo, etc.

Algunos de los más conocidos son el purín de ortiga ―dentro de los vegetales― y los purines de cerdo y vaca, dentro de los animales.

Te invitamos a leer este artículo resumido en el que te contamos para qué sirve el purín de ortigas. Te sorprenderá.

En este otro artículo hablamos de los abonos caseros que todo el mundo puede producir.


Existen más abonos o fertilizantes orgánicos como el bokashi, el guano, resaca de ríos, lodos de depuradora, etc. En este artículo no hacemos referencia a ellos por la dificultad que entraña conseguirlos o producirlos, aunque son perfectamente válidos.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.