FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Tipos de abono verde


Estos son los tipos de abono verde más empleados para mejorar las tierras de cultivo, clasificados en tres importantes familias botánicas: las leguminosas, las crucíferas y las gramíneas.


Como ya explicamos en este otro artículo sobre qué es el abono verde ―¿aún no lo has leído?― cualquier tipo de planta puede ser utilizada como abono verde, pues todas están compuestas de materia orgánica, pero algunas ofrecen mejoras mucho más importantes que el resto.

Estas plantas especialmente indicadas por sus buenas características como abono verde son las que recopilamos a continuación, si bien puede haber más, estas son de las más utilizadas.


Según la familia botánica

Las plantas que pertenecen a la misma familia suelen poseer características similares, por eso resulta interesante agruparlas de esta forma.

Además, no es conveniente sembrar un abono verde de la misma familia que la planta que se va a cultivar posteriormente en esa zona, ya que pueden darse problemas de toxicidad o de tipo sanitario.

Veamos cuáles son estas familias.


Leguminosas

Las plantas de familia de las leguminosas constituyen quizás los mejores abonos verdes, puesto que gracias a la simbiosis que mantienen con bacterias de la familia rhizobium, logran captar nitrógeno del aire e incorporarlo a sus propios tejidos. Cuando estos se entierran liberan ese importante nutriente, principal responsable del vigor y productividad de los cultivos.

Se deben enterrar preferentemente cuando las plantas alcancen la floración, momento en el cual la concentración de nutrientes es máxima. No hay que esperar a que los granos comiencen a madurar, ya que germinarían de nuevo en el terreno y habría que eliminar las plantas para que no compitieran con el cultivo.


Altramuz

Lupinus albus L. crece muy bien en diferentes tipos de climas y produce gran cantidad de materia vegetal.

Es conveniente poner en remojo las semillas durante 24 horas y sembrarlas cuando la tierra esté húmeda.


Alfalfa

Medicado sativa L. es una planta muy utilizada como forraje para el ganado, por lo que se le puede dar se aprovechamiento y, tras unas cuantas cortas, enterrarla como abono verde.

Si dispone de humedad y las temperaturas no son muy extremas, puede sembrarse durante todo el año.


Guisante

Pisum sativum L. es una planta que se puede cultivar para obtener sus granos, muy apreciados para la alimentación humana y animal.

Para emplear como abono verde es preferible sembrar alguna variedad de guisante forrajero, que tendrá un desarrollo más vigoroso y rápido.

Lo ideal es sembrarlo en otoño para enterrarlo en primavera, aunque en zonas frescas también se puede sembrar en primavera para enterrar a finales del verano o en otoño.


Haba

Vicia faba L. se cultiva desde antiguo como alimento para humanos y animales, y no tanto como abono verde, pues se prefería obtener sus frutos antes que mejorar la tierra.

Como abono verde produce una buena cantidad de materia vegetal, pero es bastante sensible algunos tipos de hongos ligados a condiciones de humedad y temperaturas elevadas. Por ello es recomendable sembrarla en otoño y enterrarla en primavera.

Florece antes que otras especies de esta familia, por lo que es interesante si no se dispone de mucho tiempo entre la siembra del abono verde y la del cultivo siguiente.


Trébol

Trifolium sp. suele crecer de forma natural en tierras abandonadas, praderas y en campos de cultivo como "mala hierba", aunque de malo no tiene nada.

Ofrecen grandes productividades, por lo que para una misma superficie de cultivo, el aporte de nutrientes al suelo será superior al de otras plantas de esta familia.

Una de las variedades más populares como abono verde es el trébol blanco Trifolium repens L., especialmente como cobertura del suelo entre los cultivos, pues es una planta de pequeño tamaño.


Veza

Vicia sativa L. crece como planta adventicia o "mala hierba" en terrenos de cultivo, bordes de caminos o zonas que fueron cultivadas algún tiempo atrás.

Es una planta muy rústica que puede desarrollarse en prácticamente cualquier suelo y en condiciones muy diversas.

La producción de forraje es un poco superior a la del haba.


Crucíferas

También denominadas brasicáceas, son plantas que suelen desarrollarse mejor en climas templados o frescos y húmedos.

Muchas son cultivadas como alimento humano: mostaza, repollo, coles, coliflor, brócoli, rúcula, etc; mientras que otras se usan principalmente como cultivos forrajeros y oleaginosos.

Se caracterizan por producir un gran volumen de hojas y tallos, y por poseer potentes raíces que son capaces de extraer nutrientes a bastante profundidad.

Son adecuadas para cultivar como abono verde cuando se desea principalmente mejorar la textura del suelo, extraer nutrientes profundos y mejorar el porcentaje de materia orgánica, y cuando no se pueda emplear una leguminosa.

A diferencia de las leguminosas, no aportan más nitrógeno del que ya había en el suelo, por lo que no sirven para este propósito.

Algunas de las especies de esta familia más utilizadas como abono verde son:


✦ Colza (Brassica napus L.)

✦ Mostaza (Sinapsis alba L., Brassica nigra L.)

✦ Nabo forrajero (Brassica rapa L.)

✦ Rábano forrajero (Raphanus sativus L.)


Gramíneas

También llamadas poáceas, agrupan gran cantidad de plantas silvestres que pueden encontrarse en cualquier campo, bordes de caminos y eriales.

A diferencia de las dos familias anteriores, se trata de plantas monocotiledóneas, con hojas alargadas y con un tallo muy predominante que las mantiene erguidas.

Las especies cultivadas ―como el trigo― son de gran importancia para el ser humano, ya que de sus semillas se obtienen alimentos básicos como las harinas, pastas, pan, aceites, etc.

Son también muy importantes para la alimentación del ganado y de otros animales domésticos.


Estas son algunas de las más utilizadas como abono verde:


✦ Avena (Avena sativa L. y otras del mismo género)

✦ Cebada (Hordeum vulgare L.)

✦ Centeno (Secale cereale L.)

✦ Maíz (Zea mays L.)

✦ Raygrass italiano (Lolium multiflorum L.)

✦ Sorgo (Sorghum sp.)


Otros abonos verdes

✦ Alforfón o trigo sarraceno (Fagopyrum esculentum Moench.)

✦ Cosmos (Cosmos bipinnatus Cav.)

✦ Facelia (Phacelia tanacetifolia Benth.)

✦ Girasol (Helianthus annuus L.)

✦ Remolacha forrajera (variedad de Beta vulgaris L.)

✦ Tagetes (Tagetes sp.)


CENIZA COMO ABONO

Además de emplear los distintos tipos de abonos verdes, considera aplicar cenizas de madera al suelo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.