FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Enfermedades de la zanahoria

Publicado por Antonio Amigo   ✧   Entre la azada y el teclado...

Las enfermedades son uno de los mayores problemas en el cultivo de hortalizas y aquí sabrás cuáles afectan a la zanahoria en mayor medida y cómo prevenirlas.


Enfermedades fúngicas


Damping-off o mal del talluelo

Patógenos: Pythium sp, Fusarium oxysporum, Rhizoctonia solani, Sclarotium tode

Esta enfermedad es muy común en los semilleros o almácigos pero también puede atacar a los cultivos sembrados directamente en el suelo, como es el caso de la zanahoria, en las primeras semanas. Las jóvenes plantas se marchitan subitamente sin que podamos hacer nada para salvarlas.

Alguno, o varios, de estos hongos penetran en las raices y comienzan a desarrollarse en su interior, taponando los haces vasculares e impidiendo la circulación de la savia. Las hojas amarillean e incluso pueden marchitarse. Si la infección es grave, la planta puede morir.

En el cultivo de la zanahoria, esta enfermedad ocasiona la bifurcación de la raíz, lo que se traduce en una pérdida de calidad.

Para prevenir esta enfermedad, se debe evitar el exceso de materia orgánica en el suelo, realizar una solarización antes de iniciar el cultivo y evitar los excesos de humedad.


Oidio

Patógeno: Erysiphe umbelliferarum

Originada por un hongo que se establece sobre las hojas, formando sobre éstas manchas amarillentas primero y un polvo blanquecino después.

El hongo causante se puede transmitir vía semilla, por lo que debemos asegurarnos de las buenas condiciones sanitarias de éstas.

La aplicación de fungicida casero a base de leche de vaca, es muy efectiva como tratamiento preventivo y ligeramente curativo.


Tizón o mancha de la hoja

Patógenos: Alternaria dauci, Cercospora carotae.

Esta enfermedad se caracteriza por la aprición demanchas irregulares en las hojas y peciolos de la zanahoria.

Las condiciones favorables para la aparición de la enfermedad son entre 22 y 26 ºC y hojas mojadas durante más de un día.

La pueden causar dos hongos diferentes, Alternaria dauci y Cercospora carotae, comunes en zonas templadas de todo el mundo.

Ambos hongos pueden pasar el invierno sobre restos vegetales infectados, tanto en el suelo como sobre malas hierbas.

Liberan esporas, especialmente en primavera y verano, que se dispersan por el aire.

Ambos pueden diseminarse a través de la semilla de la zanahoria.


Alternaria dauci

Hongo ascomiceto patógeno muy común de las plantas.

La enfermedad se manifiesta como manchas irregulares de color marrón en las hojas más viejas.


Cercospora carotae

Este otro hongo ataca con más frecuencia hojas jóvenes, produciendo lesiones semicirculares de bordes regules y de color marrón con el centro más claro. Cuando el hongo fructifica las lesiones se oscurecen.

También puede atacar las flores de la zanahoria e infectar las semillas, propagándose a través de éstas y atacando la nueva planta cuando ésta germine.

Se puede prevenir esta enfermedad sembrando semillas libres de ambos patógenos y no cultivando zanahoria en el mismo lugar hasta pasados 2 o 3 años.

La eliminación de malezas y restos vegetales, durante el otoño e invierno, junto con el laboreo de la tierra, reducirán las poblaciones del hongo en nuestro huerto.

La solarización del suelo antes del cultivo también da buenos resultados para prevenir esta enfermedad.


Enfermedades bacterianas


Tizón bacteriano de la hoja

Patógeno: Xanthomonas hortorun pv carotae.

Los síntomas de la enfermedad son la palidez —o clorosis— de las hojas que terminan muriendo.

Según afrima el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA), la humedad relativa por encima del 98% y temperaturas superiores a 25ºC, facilitan la aparición de la enfermedad.

Puede transmitirse a través de las semillas y vivir en el suelo sobre restos de plantas.

Como prevención, se debe evitar cultivar la zanahoria en el mismo lugar hasta pasados 3 años y sembrar semillas sanas.

Sumergiendo la semillas durante 20 minutos en agua a 50ºC se destruye el patógeno.


Podedumbre blanda de la raíz

Patógenos: Erwinia carotovora y E. chrysanthemi.

Los síntomas se caracterizan por la aparición de una podredumbre acuosa en la raíz que la desintegra por completo.

Las condiciones favorables para la aparición de la enfermedad son mas del 98% de humedad relativa y temperaturas superiores a 25ºC.

Ambos patógenos viven sobre los restos vegetales del suelo y penetran en las raíces a través de heridas.

Para prevenir la enfermedad, deben evitarse las heridas en las raíces —insectos, roedores y otros organismos pueden producirlas— realizarse rotaciones de 3 años, a ser prosible alternando el cultivo de la zanahoria con pastos.


Enfermedades producidas por fitoplasmas


Amarillamiento del áster

Patógeno: Aster yelows fitoplasma.

Provoca el amarillamiento de las hojas en “escoba”. Se necrosa la parte interna de la raíz y aparecen raíces secundarias.

El patógeno es transmitido por las chicharritas o cicadelas que hibernan en la vegetación aledaña. El fitoplasma pasa el invierno en las plantas perennes y malas hierbas.

Para prevenir la de enfermedad debemos eliminar las malas hierbas durante el otoño e invierno y prescindir, en la medida de lo posible, de la vegetación perenne cercana al huerto.

Siguiente Tiempo de cosecha de la zanahoria


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.