FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cómo se reproduce la zanahoria

Descubre los detalles de la reproducción de la zanahoria aquí y cómo puedes iniciar fácilmente en casa tu propio cultivo sin comprar semillas



Búsqueda personalizada



La fase reproductiva se corresponde con la segunda parte del ciclo de la zanahoria. Puede ocurrir en el mismo año de siembra —variedades anuales— o al año siguiente —variedades bianuales—. Comienza cuando la planta ha acumulado las suficientes horas de frío —horas a menos de 10°C— para inducir la floración.

En esta fase, la planta desarrolla —a partir de la yema central de la corona— el tallo floral de hasta 1,5 metros de altura y, en su ápice, se forma una inflorescencia en umbela compuesta, constituida por pequeñas flores blancas, amarillentas o azuladas, hermafroditas que darán lugar a las semillas.

Cuando la zanahoria se cultiva para obtener sus semillas, debe completar con éxito ambos ciclos.


Cultivo con nuestras propias semillas

Si queremos iniciar un cultivo de zanahoria a partir de nuestras propias semillas, podemos hacerlo de varias maneras.


Podemos plantar la corona, es decir, la parte que le quitamos a la zanahoria cuando la vamos a comer. Para ello, la cortaremos con 1 o 2 cm de grosor y la pondremos en un recipiente con unos milímetros de agua en el fondo. Situamos el recipiente en lugar iluminado y cálido. A los pocos días comenzarán a crecer unas pequeñas hojas en la parte superior y raíces en la inferior, bajo el agua. Cuándo veamos 3 o 4 raíces podremos proceder a plantar la zanahoria en una maceta con sustrato. Regamos abundantemente para asentar la tierra y la situamos de nuevo en un lugar luminoso y cálido pero sin sol directo. Mantendremos la tierra húmeda pero no excesivamente.

Con este método, la raíz que se desarrolla será de peor calidad que si hubiéramos iniciado el cultivo con semilla. Lo más probable es que se bifurque, se deforme y no alcance un bune tamaño.


El segundo método pasa necesariamente por las semillas. Bien sea comprándolas, o si alguien nos las regala, las sembraremos en el huerto o una maceta muy superficialmente. Una vez germinen, cuidaremos de la planta hasta que produzca flores y semillas. Las recolectaremos y tendremos nuestra reserva de semillas para iniciar el próximo cultivo de zanahorias.

En 1 solo gramo de semillas de zanahoria tendremos unas 600 que, bien conservadas, mantendrán su poder germinativo unos 4 años. Suficiente para iniciar un cultivo familiar sostenible.


Siguiente Variedades de zanahoria