FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo sembrar rúcula


Explicamos qué cosas hay que tener en cuenta para sembrar rúcula con éxito: épocas adecuadas, métodos de siembra, cuidados, etc. aunque en realidad es un cultivo que no suele presentar dificultad.


➽ Plantas de rúcula 18 días después de la siembra.

El cultivo de la rúcula debe iniciarse mediante siembra, ya sea esta de asiento ―siembra en el lugar definitivo― o en semillero, siendo necesario el trasplante en este último caso.

Veremos ambas formas y cuándo puede ser mejor emplear cada una de ellas, pero antes hablemos sobre la época de siembra de la rúcula.


Época de siembra

Para dar con el momento más adecuado, hay que saber que esta planta no debe cultivarse en los meses más cálidos, ya que tiende a florecer muy rápidamente, ni tampoco si el tiempo es muy frío, puesto que apenas crecerá.

Dicho esto, la primavera y el otoño son buenos momentos para su siembra en climas templados.

En primavera

Quizás sea la mejor época para su siembra, pero no hay que esperar demasiado a la llegada del calor, por lo que ya comentamos sobre la floración prematura.

En cuanto deje de haber heladas fuertes se puede sembrar, o antes si se cubre la zona con una malla antiheladas o plástico de invernadero.


A final del verano y otoño

Si los inviernos no son muy duros ―zonas cálidas o costeras―, se puede sembrar una vez que pase el calor del verano, para que el cultivo se desarrolle con las temperaturas más frescas del otoño.

Esta siembra de otoño tiene la ventaja de que la rúcula no va a florecer hasta la llegada de la primavera, y además con la llegada del frío crecerá muy lentamente, permitiendo disponer de ella durante todo el invierno.


Proceso de siembra

La siembra de esta planta es como la de cualquier tipo de col, nabo, rábano y otras plantas de la misma familia. Las semillas son bastante grandes y suelen germinar muy bien.


Si aún no las has comprado, prueba con estas semillas, son realmente buenas.


La temperatura óptima de germinación ronda los 25℃, pero germina igualmente con valores mucho menores.

Las semillas no deben quedar muy enterradas (no más de 1 cm de profundidad), por lo que tenemos dos opciones:

- Esparcirlas sobre el terreno y depositar un puñado de tierra sobre ellas.

- Dispersarlas sobre la tierra y pasar un cultivador o rastrillo superficialmente para mezclarlas con esta.


En semillero

La ventaja de realizar un semillero de rúcula es que se pueden tener las plantas listas en el momento idóneo para que comiencen a desarrollarse en el exterior, y que además, es más sencillo controlar que no salgan "malas hierbas".

Se puede hacer tanto en alvéolos o vasos separados, como de forma colectiva, ya que la rúcula tolera bien el trasplante a raíz desnuda. Aún así, ya que se hace, es mejor en recipientes o alvéolos separados.

Con depositar dos o tres semillas por hueco es suficiente, puesto que si se ponen muchas luego habrá que arrancar las plantas sobrantes.

Se pueden dejar hasta tres plantas juntas, por si alguna sufre algún daño, pero si todas ellas prosperan tampoco pasa nada, se plantan como están.

En cuanto las plantas tengan unos 10 cm de altura, ya se pueden trasplantar al terreno definitivo, dejando unos 20 cm entre plantas.


Siembra de asiento

Consiste en depositar las semillas directamente en el terreno que va crecer la rúcula, evitando el proceso de trasplante, y simplificando los cuidados.

Se puede sembrar a voleo, en líneas o a golpes, aunque este último no es muy recomendable por no tratarse de semillas de gran tamaño.

Si se siembra a voleo, se obtendrá una masa densa de plantas que habrá que ralear para permitir su correcto desarrollo. Se puede aprovechar para cosechar para su consumo pequeñas plantas enteras, así estaremos raleando y cosechando a la vez.

En líneas la densidad de plantas también suele ser mayor de lo deseable, por lo que también habrá que eliminar algunas para dejar una cada 5 cm ó 3 juntas cada 20 cm.


Riego

Es importante mantener el suelo húmedo en toda su profundidad durante la germinación y las primeras fases del cultivo, pero una vez que las plantas están llegando a su tamaño máximo (unos 20 cm), se puede dejar que se seque en superficie, siempre y cuando se mantenga la humedad en las capas inferiores.


CÓMO CULTIVAR RÚCULA

Aquí tienes más información sobre este cultivo y un vídeo muy completo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.