FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Planta perejil cuidados

Mira que fácil es darle al perejil los cuidados que necesita para desarrollarse adecuadamente y llegar lo más pronto posible al comienzo de la cosecha de hojas, momento a partir del cual podremos comenzar a disfrutar de él en nuestra cocina


Búsqueda personalizada

El perejil es una planta que tanto si crece al sol como a la sombra —o semi-sombra— no necesita demasiados cuidados puesto que es muy rústica.

No es difícil ver una planta de perejil creciendo en las grietas de un muro o entre unas rocas y ahí sigue sin que nadie la cuide. No obstante, si la plantamos en el huerto o en una maceta, se acostumbrará a la buena vida y sí necesitará de algunos cuidados.

A continuación veremos los más importantes. Quédate con nosotros!


Hierbas adventicias

Como la mayoría de las hortalizas, y especialmente las umbelíferas como el perejil, la zanahoria o el apio, necesitan que les ayudemos con la competencia de las plantas que nacen de forma espontánea a su alrededor.

La vegetación adventicia se ha ido adaptando en condiciones de alta competencia y sin ayuda, más bien todo lo contrario, así que son plantas muy resistentes, que crecen muy rápido para ocupar cuanto antes el espacio y consumir los nutrientes del suelo y no se suelen ver afectadas por plagas y enfermedades, o al menos no tanto. Son un auténtico reto para nuestras hortalizas, y el perejil no es una excepción.

En las primeras etapas, desde que emergen las jóvenes plantas de perejil, es necesario realizar escardas periódicas para retirar la hierba que pueda nacer. Cuanto antes lo hagamos mejor, así estarán menos tiempo compitiendo con el perejil.

Tendremos que eliminar a mano las que nacen más cerca de nuestras plantas, y para las demás, podemos utilizar alguna herramienta como este escardador manual.

Una vez que las plantas de perejil pasan de 15 o 20 cm, podemos recurrir al acolchado del suelo, con lo que ahorraremos en escardas y en riego.


    

Riego

La humedad del suelo es otro aspecto importante en el cultivo del perejil, especialmente cuando las plantas aún no han extendido sus raíces hacia capas más profundas del suelo, o cuando se cultiva en maceta.

Los riegos son imprescindibles —a menos que llueva— desde que se siembra el perejil y mientras las plantas son pequeñas.

En suelos profundos que se mantengan húmedos, una vez que el perejil alcanza 20 o 30 cm de altura, prácticamente ya no es necesario regar más, a menos que el clima sea muy seco.

Cuando las plantas de perejil son pequeñas, debemos dar riegos frecuentes de poca intensidad y a medida que se van haciendo más grande, riegos más intensos separándolos más en el tiempo. Así favorecemos que la planta profundice en el suelo para buscar la humedad.

En la medida de lo posible evitaremos mojar las hojas de las plantas para prevenir la aparición de enfermedades en estas.


Plagas y enfermedades

No es muy frecuente que se vea afectado por plagas y enfermedades.

Como plagas principales citaremos la mosca minadora del apio y los pulgones, aunque como ya adelantamos no suelen dar problemas en cultivos pequeños, como los que se pueden tener en un huerto o jardín familiar.

Para prevenir las plagas podemos plantar el perejil cerca de otras plantas aromáticas que disfracen el olor de este o utilizar trampas cromáticas, entre otros métodos.

Podemos rociar las plantas con agua jabonosa para eliminar los pulgones y otros insectos, o macerados de otras plantas repelentes como el ajo.

En cuanto a las enfermedades, puede verse afectado por cercospora, septoria, mildiu, alternaria y oidio, entre otros, aunque no son muy frecuentes.

Además de evitar mojar la planta como medida preventiva, podemos aplicar caldos minerales como el bordelés, el de ceniza, etc.


Hasta aquí los cuidados del perejil, que como ves son muy sencillos. Los más importantes son el riego y el control de las malas hierbas, el primero especialmente si el cultivo se hace en maceta y el segundo cuando se cultiva en la tierra.

➟ Mira cómo sembrar perejil, es muy sencillo y apenas necesitas comprar poco más que las semillas.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.