INICIO FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES COMUNIDAD DEL HUERTO PARTICIPA
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cuál es el rendimiento por hectárea de papa

A pesar de que es muy variable aquí encontrarás datos fiables sobre el rendimiento promedio del cultivo de la papa, tanto a nivel mundial como por países



El rendimiento de la papa es muy variable, puesto que está influenciado por un gran número de factores, entre los que destacan la temperatura, duración del periodo de cultivo, la variedad, la fertilización, la salud del cultivo —incluida la "semilla"— y la disponibilidad de agua, entre otros.

La fase de tuberización es el periodo crítico que determinará en gran medida el rendimiento del cultivo. En esta fase se forman y se llenan los tubérculos, por lo que es muy importante que las plantas dispongan de agua en cantidad suficiente y constante, temperaturas suaves y un suelo rico y equilibrado, sin deficiencias ni excesos de nutrientes.

La competencia con las malezas puede retrasar el desarrollo del cultivo, pero una vez las papas cubren el terreno, las malezas son sobrepasadas y prácticamente no influyen en los rendimientos.

Expresaremos el rendimiento por hectárea como (t/ha), es decir, el peso en toneladas (t) de los tubérculos cosechados en una hectárea (ha) de cultivo.


Rendimiento de la papa por continentes



Según datos de la FAO, relativos al año 2007, el rendimiento del cultivo de la papa por continentes es el siguiente:

Rendimiento promedio (t/ha)
América del Norte 41.2
Europa 17.4
América Latina 16.3
Asia y Oceanía 15.7
África 10.8
Mundo 16.8

Rendimiento promedio por países



Los datos mostrados a continuación proceden de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y hace referencia a las producciones obtenidas en el año 2007.

Rendimiento promedio (t/ha)
Nueva Zelanda 50.2
Países Bajos 44.7
Estados Unidos de América 44.6
Francia 43.2
Alemania 42.3
Bégica 42.3
Reino Unido 40.5
Dinamarca 39.5
Irlanda 37.0
Australia 35.9
Sudáfrica 34.0
Japón 31.9
Canadá 31.2
Argentina 28.7
España 28.1
Guatemala 27.3
México 27.1
Turquía 27.0
Italia 25.5
Australia 35.9
Egipto 24.8
Marruecos 24.2
Brasil 23.7
Bielorrusia 21.2
Polonia 20.7
R. Bolivariana de Venezuela 18.6
Colombia 17.3
Chile 15.2
China 14.4
Rumanía 13.9
Ucrania 13.1
Rusia 12.9
Perú 12.6
Ecuador 6.8
Bolivia 5.6

Solo se muestran algunos países —a modo de ejemplo— ordenados de mayor a menor rendimiento por hectárea. Nueva Zelanda encabeza la lista con un rendimiento promedio superior a las 50 t/ha. En último lugar de la lista Bolivia, con 5.6 t/ha. No obstante, otros países obtienen rendimientos menores pero no han sido incluidos en esta tabla.

Se puede apreciar como los países más avanzados en la tecnología agrícola —que suelen sembrar variedades comerciales muy productivas— obtienen mejores rendimientos que aquellos que llevan a cabo un cultivo de la papa más tradicional o con variedades locales, como en el caso de Perú.

Para más información, se puede consultar la fuente de los datos en el siguiente enlace: El mundo de la papa (FAO)


En el huerto familiar



Vistos los rendimientos alcanzados por la agricultura profesional, hablaremos del rendimiento esperado en huertos familiares ecológicos dónde no se emplean fertilizantes ni plaguicidas químicos y las condiciones del cultivo no suelen estar tan controladas.

Se estima que el rendimiento del cultivo ecológico es un 20% menor en comparación con el convencional o intensivo. Es decir, si hacemos caso de estos datos, y tomando el dato de rendimiento promedio a nivel mundial (16.8 t/ha), el rendimiento promedio en un cultivo ecológico sería de 13.4 t/ha. Esto es equivalente a 13.4 kg/m2

Teniendo en cuenta el sencillo cálculo anterior —y confiando en que los datos sean ciertos— si destinamos una superficie del huerto de 10 m2 al cultivo de la papa, deberíamos cosechar 134 kg de tubérculos. Y si la climatología permite varios cultivos al año, podemos realizar al menos una cosecha en primavera y otra al final del verano, sin destinar mayor superficie al cultivo, simplemente cambiando el emplazamiento.

Considerando un consumo anual por persona de unos 30 kg de papa (dato para España), un cultivo de 10 m2 abastecería a una familia de 4 personas, y aún sobrarían unos 14 kg de papas, que podrían destinarse para siembra, seleccionando las de menor calibre.

No obstante, dejando de lado estos cálculos teóricos, la realidad es que las papas no se conservan bien por más de 3 o 4 meses, por lo que, si no se almacenan en cámaras frigoríficas o no se tratan con productos químicos, es mejor realizar varios cultivos escalonados —si el clima lo permite— para disponer de papas frescas durante todo el año, sin necesidad de conservarlas durante largos periodos. En ese caso la superficie destinada al cultivo puede ser menor.

Búsqueda personalizada


Cómo se cultiva la papa


Síguenos





Suscríbete

Recibirás en tu email todas las novedades de MundoHuerto