FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cuándo se siembran las patatas

La patata puede sembrarse en diferentes momentos del año pero acertar marcará la diferencia y aquí descubrirás cuándo hacerlo



Búsqueda personalizada



La patata se puede sembrar en unas u otras fechas según sea la climatología del lugar en el que se va a cultivar. En zonas de clima suave, se pueden realizar varias plantaciones al año. En cambio, en lugares de clima más extremo, solo se podrá hacer una durante los meses más benignos.

Para planificar el mejor momento de la siembra, es muy útil conocer las estadísticas climáticas del lugar, al menos en lo referente a las temperaturas. Normalmente, en los servicios meteorológicos de cada país o región, se pueden obtener estos datos a través de sus respectivas páginas web.

Con estos datos —o con nuestra experiencia— sabremos qué temperaturas aproximadas se darán en cada época del año y, con ello, ya sí podremos planificar la siembra teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:


» La patata requiere temperaturas frescas durante el proceso de formación de los tubérculos. Entre 15 y 25°C.

» La tuberización —formación de tubérculos— comienza entre los 30 y 60 días después de la siembra, según la precocidad de la variedad.

» La patata es muy sensible a las heladas.

» La temperatura del suelo deberá ser superior a 15°C para que el brote pueda desarrollarse y emerger.


Teniendo en cuenta la información del cuadro anterior, trataremos de ajustar dichas exigencias a los datos climáticos del lugar, para obtener una fecha de siembra aproximada que nos garantice el menor riesgo de perder el cultivo o de que la producción se vea afectada.

Por tanto, sembraremos las patatas después de que pase el riesgo de heladas tardías —de primavera— o bien 3 meses antes de que lleguen las primeras heladas otoñales. Si la variedad cultivada es precoz, podemos reducir ese plazo a 75 días.

En zonas con veranos muy calurosos, habrá que calcular el periodo de tiempo existente entre la última helada primaveral y la llegada de las altas temperaturas. Si este periodo fuera inferior a 120 días, habría que sembrar una variedad de ciclo más corto, para evitar que coincidiera la tuberización con las altas temperaturas.

Lo mismo ocurre en las siembras tardías pero a la inversa. Sembrando en verano, debemos calcular de cuánto tiempo dispondrá el cultivo hasta la llegada de las primeras heladas, ya que si plantamos una variedad de 120 días es posible que se hiele la planta hacia la parte final de su ciclo.


Fechas aproximadas de siembra



Como ya vimos, la patata se puede sembrar en cualquier época del año, si el clima lo permite y eligiendo bien la variedad que mejor se adapte a las condiciones ambientales pero, en general, suelen ser posibiles tres siembras.


Siembra temprana

En invierno. Diciembre-enero (hemisferio Norte) o junio-julio (hemisferio Sur)


Siembra semitemprana

También en invierno. Enero-febrero (H.Norte) o julio-agosto (H.Sur)


Siembra semitardía

En primavera. Abril-mayo (H.Norte) u octubre-noviembre (H. Sur)


Siembra tardía

En verano. Agosto, en el hemisferio Norte, o febrero, en el hemisferio Sur.


La época de siembra más habitual, en los huertos familiares de todo el mundo, suele ser la de primavera o siembra semitardía.