FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cuánto tarda un árbol de olivo en dar fruto

Descubre en este artículo cuánto tarda un olivo en dar fruto en función del método de reproducción del que proceda y de los cuidados que reciba en los primeros años tras la plantación



Búsqueda personalizada



Es muy frecuente que alguien que no tiene experiencia en el cultivo del olivo, se encuentre con que desea plantar —o ya tiene plantados— uno o varios de estos árboles y quiere saber cuánto tiempo tendrá que pasar hasta que pueda cosechar las primeras aceitunas.

Pues bien, responder a esta aparentemente sencilla pregunta no es fácil, o al menos hacerlo con cierta exactitud, puesto que no existe una cifra mágica que se cumpla en todas los casos en los que plantamos un olivo.

Además de los factores que influyen el desarrollo del olivo, que ya explicamos en el artículo sobre cuánto tarda en crecer, otro aspecto fundamental, que determina que produzca frutos más tarde o más temprano, es qué tipo de material utilizamos para realizar la plantación.


Según el material de plantación

Como ya adelantábamos en la introducción, el material vegetal del que partamos a la hora de realizar la plantación, determinará que el olivo resultante comience a dar fruto antes o después.

Según la fuentes que hemos consultado, tenemos los siguientes escenarios:


Plantación mediante estacón

El estacón es brote o chupón de crecimiento vertical, muy vigoroso, de unos 10 cm de diámetro y que se extrae del pie de un olivo adulto con ayuda de un tractor.

En este artículo sobre el estaquillado del olivo ya explicamos el proceso, con datos de nuestra experiencia particular que fue un éxito en cuanto a enraizamiento.


Los olivos plantados mediante este método suelen comenzar a producir aceitunas a los 3 años —si todo ha ido bien— y a los 6 años la producción ya es moderada.


Estaquillas

Se trata de fragmentos de ramas vigorosas que crecen verticalmente en el pie del olivo o en las ramas principales. Su diámetro suele ser de entre 1 y 5 cm.

Por ser de menor diámetro que los estacones, necesitan un poco más de tiempo para desarrollarse, aunque si todo va bien y las condiciones le son favores, es posible que a los 4 años ya comiencen a mostrar las primeras flores.


Plantel

El uso de planta de viveros es una opción muy cómoda, aunque debemos asegurarnos de que el olivo no tenga más de dos años y que su altura sea al menos de 80 cm. A más edad en vivero, las raíces suelen desarrollarse de forma enmarañada en la maceta, por lo que será necesaria una poda en el momento de la plantación, tanto de raíz como de la parte aérea.

También sería interesante conocer el método de propagación que ha utilizado el viverista, puesto que si el olivo procede de semilla —aunque no es frecuente— necesitará más tiempo para desarrollarse y, además, podría tener características muy diferentes a las de la planta madre.


Según los cuidados

Si no se realizan las labores de cuidado necesarias en los primeros años, o si se hacen de forma inadecuada, es previsible que el olivo comience a dar fruto más tarde por un retresao en el crecimiento, exceso de vigo, falta de agua, etc.

Es especialmente importante, en los primeros años de la plantación, el control de las hierbas que crecen de forma espontánea cerca del joven olivo. Si no se controlan, pueden ejercer una fuerte competencia con el árbol debilitándolo y alargando su desarrollo y su entrada en producción.

La poda de formación es otra de las labores que, bien realizada, ayuda a que los jóvenes olivos comiencen a producir flores y frutos de forma más temprana. Durante los primeros años, la poda debe ser de poca intensidad, de lo contrario se pueden conseguir el efecto contrario, debilitando el árbol y retesando la entrada en producción.

En general, podemos decir que si todo va bien, en 3 o 4 años, a lo sumo 5, el olivo debería comenzar a dar fruto, aunque en pequeña cantidad al principio.