FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cuánto tarda en crecer un olivo

Aquí descubrirás cuánto tarda un olivo en crecer y qué factores principales pueden condicionar el desarrollo, haciéndolo más lento si no son favorables y maximizándolo cuando se acercan a los valores óptimos


Búsqueda personalizada

El olivo, al igual que cualquier otro árbol, necesita pasar por un periodo juvenil, en el que todos los recursos se ponen a disposición del desarrollo vegetativo de la planta, dando lugar a un rápido crecimiento con emisión de ramas de entrenudos largos. Decimos "rápido" en relación con el posterior crecimiento más lento, una vez que el olivo es adulto, ya que esta especie presenta, en general, un crecimiento bastante lento en comparación con otros frutales, como por ejemplo el cerezo.

Ahora bien, como el olivo suele proceder casi siempre de una estaca o esqueje, necesitará más tiempo para desarrollar el sistema radicular que si procediera de semilla. Por tanto, en los primeros meses tras la plantación, el crecimiento será poco importante, y a medida que el árbol arraiga notaremos como toma más vigor. Es importante para facilitar el arraigue, que el suelo esté constantemente húmedo, bien mullido y aireado, que no presente zonas compactadas cerca del olivo.

Pero además, los factores agroclimáticos y otros propios de la planta, tienen una gran influencia en el crecimiento del olivo, maximizándolo cuando dichos factores se encuentran en valores óptimos y reduciéndolo cuando se alejan de éstos.

A continuación veremos cuáles son estos factores y cómo pueden afectar al crecimiento del olivo.


Factores con influencia en el crecimiento

El olivo, al igual que ocurre con el resto de las plantas, tienen un rango de condiciones óptimas de crecimiento, que suelen estar relacionadas con la adaptación al ambiente que cada variedad ha sufrido en su región de origen o en el lugar que se cultivó y seleccionó de forma artificial. Por tanto, no podemos prentender que una variedad más adaptada a un clima muy cálido crezca igual en uno frío, puesto que no son las condiciones para las que su genética está preparada.


Nutrientes

El crecimiento del olivo es máximo cuando, además de estar bajo un ambiente ideal, encuentra en el suelo todos los nutrientes que necesita, y estos están en equilibrio, de forma que no hay excesos de unos frente a otros, que pudieran impedir la correcta absorción de los últimos.

En plantaciones profesionales, se realizan análisis de suelos y foliares para determinar las necesidades nutricionales del cultivo. En cambio, a nivel doméstico, debemos conformarnos con tratar de mantener el suelo dentro de unos valores de pH medios —entre ligeramente ácido y neutro— y fértil, aportando regularmente diversos abonos orgánicos, ceniza de madera, abonos verdes, etc.


Agua

Sin agua los nutrientes del suelo no pueden ser absorbidos por las raíces y los procesos biológicos de la planta no se pueden llevar a cabo. La sequía es un factor que puede llegar a limitar mucho el crecimiento, especialmente en los primeros años de vida del olivo, cuando el sistema radicular aún no está bien desarrollado, y la cantidad de suelo que puede explorar es limitada.

No obstante, el olivo es un árbol que resiste muy bien la sequía, lo cuál no quiere decir que en condiciones de sequía se desarrolle bien, siemplemente aguanta sin marchitarse.



Temperatura y luminosidad

El desarrollo de la planta es óptimo a temperaturas cálidas, pero sin superar los 35°C, momento en el cuál detiene el crecimiento. A más frío durante la etapa de crecimiento, que suele comprender desde primavera a otoño, menor será el crecimiento.

En cuanto a la luminosidad, ocurre algo similar. El olivo prefiere climas muy soleados, por lo que si crece en un ambiente que presenta muchos días nublados y oscuros, de nuevo durante la etapa de desarrollo (primavera-otoño), el crecimiento no será óptimo en este aspecto.


Plagas y enfermedades

Este punto es común a todos los seres vivos. Si el árbol se encuentra infectado por una o varias enfermedades o es atacado por plagas, su sistema consumirá muchos recursos tratando de combatir la amenaza y, además, los organismos que lo están atacando también están extrayendo otra buena parte de los recursos del olivo.


Poda

Si no se hace adecuadamente, puede afectar negativamente al desarrollo del árbol retrasando su crecimiento.


Genética

Y por último hablaremos de las características genéticas de cada variedad. Los distintos cultivares o variedades —dentro de una misma especie— surgen por diferenciación respecto de un antepasado común. Esta diferenciación se produce de forma natural, por adaptación de la planta a un nuevo ambiente o a un cambio en las condiciones del ambiente dónde habita, pero también puede producirse de forma artificial, siendo el agricultor el encargado de seleccionar aquellos árboles que observa que crecen mejor y más sanos en unas determinadas condiciones, cuyas producciones son más elevadas o de mejor calidad, que necesitan menos agua y nutrientes, etc.

Por tanto, si la genética de una determinada variedad de olivo determina que su crecimiento sea lento, no podremos hacer nada para acelerarlo. Y al contrario, si la variedad es muy vigorosa, lo será siempre, aunque podamos frenar algo su crecimiento, tratará nuevamente de sobreponerse y desarrollar su forma natural.


Talla aproximada por años

Como ya hemos expresado, el crecimiento del olivo puede ser muy diferente según sean los factores anteriores más o menos propicios. No obstante, daremos aquí unos datos aproximados de altura que suelen ser los más frecuentes.

Para un olivo de 2 años, podemos esperar una talla aproximada de entre 80 cm y 1 metro de altura.

A los 3 años de edad, es frecuente que ya pueda alcanzar los 130 cm.

Al llegar a los 5 años, es muy probable que supere los 150 cm de altura.

A partir de este momento ya es posible que comience a florecer y a madurar algunas aceitunas. La cantidad de frutos se irá incrementando poco a poco hasta que el olivo tenga entre 20 y 50 años.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.