FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

ÉPOCA DE PODA del naranjo


Explicamos en qué épocas del año se debe podar el naranjo atendiendo al riesgo de heladas, a las paradas vegetativas del árbol, la edad del mismo, la presencia de frutos, la necesidad de cortar ramas gruesas o la existencia de vecería.


Al igual que con el resto de frutales, no es obligatorio podar el naranjo, pero si se pretende que dé fruta de forma óptima, es muy conveniente hacerlo cada año.

Si se decide podar, es muy importante hacerlo en las fechas adecuadas ya que de lo contrario podemos causar serios daños al naranjo, incluso la muerte si intervienen otros factores como enfermedades.

¿Y en qué época se poda? Pues eso es lo que vamos a ver en este artículo específico sobre el tema.

Es importante que leas todo el artículo para que comprendas correctamente lo que aquí explicamos.


Cuando podar el naranjo

En la mayoría de los climas en los que el naranjo se puede cultivar, suelen a lo largo del año darse varias fechas en las que se puede realizar la poda.

Esos momentos concretos tienen que ver con las temperaturas, y relacionado con esto, con la actividad del árbol.


La poda y las heladas

Si algo hay que tener en cuenta a la hora de planificar la poda del naranjo, es si se van a producir heladas tras la operación.

El naranjo ―al igual que los demás cítricos y otros árboles― sufre daños en sus tejidos cuando bajan mucho las temperaturas tras haber sido podado.

Por ello, siempre que haya riesgo de bajas temperaturas (cercanas a 0℃) habrá que posponer la poda hasta que el riesgo desaparezca.


Las paradas vegetativas y la poda

En general, cuando los árboles están activos, las hojas y las ramas están cargadas de savia, que es la encargada de transportar los nutrientes hacia las distintas partes de la planta.


Si se realizan podas importantes cuando hay mucha savia en movimiento...

1. El naranjo pierde muchos recursos, ya que las hojas y ramas podadas estaban llenas de sabia y de nutrientes.

2. Puede tratar de compensar la poda emitiendo chupones vigorosos que habrá que volver a podar, puesto que suelen estar mal situados y, por ende, no dan fruta.



Por todo ello, siempre habrá que tratar de hacer coincidir las podas con una época en la que el árbol no tenga actividad ―salvo alguna excepción que veremos más abajo― o sea muy escasa, es decir, se encuentre en parada vegetativa.

En gran parte de los climas, el naranjo suele presentar dos paradas vegetativas. Una durante el invierno ―debida a las bajas temperaturas― y otra a mitad del verano ―coincidiendo con la época de más calor.

En general, un buen momento para podar el naranjo es justo al principio de la primavera, antes de que el árbol despierte del todo y siempre que no haya riesgo de heladas.

Otra fecha interesante para podar es en la parada de verano.


Según el estado del naranjo

Ahora veamos cuándo podar el naranjo según diferentes estados en el que podemos encontrar el árbol.


Naranjo joven

Podar siempre que sea necesario, excepto si hay riesgo de heladas.

Es preferible cortar una rama mal situada cuando se detecta que esperar al año siguiente, cuando su diámetro será ya mayor y por tanto la herida de poda.


Naranjo con fruto

En este caso se debe esperar a que las naranjas hayan sido recolectadas, a menos que la poda sea muy urgente.

Igual que el caso anterior, hay que tener en cuenta el riesgo de bajas temperaturas.


Naranjo con vecería

Es decir, que unos años produce muchas naranjas y otros la cosecha es muy pobre.

Para regular esta alternancia, se debe realizar una poda ligera los años que la floración es escasa y una más intensa cuando florece con abundancia.

En cuanto a la época, se debe podar tras la caída de los pétalos.

Para cortar ramas grandes hay que esperar siempre a la primavera, pudiendo despuntarlas en cualquier momento para reducir su crecimiento hasta que llegue el momento.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.