FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cuidados del maíz


Te explicamos los cuidados necesarios para que el cultivo de maíz germine con fuerza, se desarrolle adecuadamente y lo más rápido posible, y forme mazorcas de calidad, con la mayor cantidad de granos .


El maíz es de las hortalizas que menos cuidados necesita, una vez que el cultivo está en marcha, siempre y cuando se haya hecho bien el trabajo desde el principio.

Los puntos clave para lograr buenos resultados con el maíz son: la fertilización, la competencia de adventicias y la humedad del suelo.

Además, es fundamental conocer los condicionantes agroecológicos del maíz, es decir, los factores del clima, del suelo y de la planta que influyen en el desarrollo del cultivo.

Sigue leyendo y descubre cuáles son los cuidados que necesita el maíz para que se desarrolle con éxito.


Antes de sembrar

Con anterioridad a la siembra, debemos saber cuáles son los requerimientos del maíz. Si los conocemos será más fácil que comencemos con buen pie; eligiendo bien el lugar, planificando la siembra y preparando el terreno.

A continuación vamos a resumir dichos requerimientos o condiciones agroclimáticas propicias para el maíz.


Temperaturas

Las semillas de maíz no germinan si la temperatura del suelo es inferior a 10°C.

El cultivo se desarrollará bien cuando la temperatura se mantenga entre 20 y 30°C.

Por encima de 30°C las plantas de maíz tienen dificultades para retener el agua y corren el riesgo de marchitarse.

Por debajo de unos 13°C detiene su crecimiento.


Luminosidad

Necesita un mínimo de 6 horas de luz al día para desarrollarse adecuadamente.

La cantidad de luz que reciben las plantas de maíz está relacionada con el número total de granos que logran producir.


Suelos

Los prefiere ligeramente ácidos, muy fértiles, de estructura franca, profundos, con buen drenaje pero a la vez buena retención de agua y ricos en materia orgánica.


Agua

Es fundamental que se encuentre disponible en el suelo durante todo el cultivo, y especialmente en la germinación, floración y llenado de los granos. El mayor consumo se produce durante la floración y si en esta etapa sufre sequía, el rendimiento se ve afectado de forma moderada.

El exceso de agua también es perjudicial para el maíz. Si el suelo se mantiene encharcado durante más de medio día el cultivo se verá afectado.


Labores pre-siembra

Se ha de elegir un suelo como el descrito anteriormente o mejorarlo mediante laboreo e incorporación de abonos y otras enmiendas que fueran necesarias.



➟ Te recomendamos leer este artículo cómo preparar el terreno.


Cuidados tras la siembra

✧ Es fundamental mantener el suelo húmedo mientras se está produciendo la germinación de las plantas de maíz, regando siempre que detectemos que se está secando.

✧ Una vez que se produce la germinación, y mientras las plantas son pequeñas —de menos de 1 metro de altura— se deben retirar todas las adventicias o "malas hierbas" que crecen entre el cultivo.

✧ Cuando comience a ser complicado moverse entre las filas de maíz, realizamos un aporcado (arrimamos tierra a las plantas) haciendo surcos entre las líneas, para mejorar su anclaje en el suelo y facilitar la penetración del agua de riego.

✧ Por último, debemos mantener la humedad del suelo —como ya dijimos— especialmente cuando se aproxime la floración y durante todo el proceso de llenado de los granos.


Realizando estos sencillos cuidados, es sumamente sencillo alcanzar el éxito con el cultivo de maíz, siempre y cuando las condiciones sean adecuadas y se siembre cuando corresponde.



➟ Por cierto, te recomendamos leer también este artículo sobre la siembra del maíz.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.