FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Época de poda del limonero


Descubre cuándo podar el limonero vivas donde vivas, teniendo en cuenta las fases de desarrollo del árbol y el clima, si es un jóven árbol en formación, con frutos, si la poda tiene que ser severa o no, etc. Tu duda termina aquí!.


El limonero puede podarse siguiendo los mismos principios —también en cuanto a la época— que se aplican a la poda del resto de cítricos, como la naranja, la mandarina, el pomelo, etc.

El aspecto más importante que hay que tener en cuenta a la hora de planificar cuándo podar el limonero, son las bajas temperaturas (próximas a 0 °C)

En general, siempre evitaremos podar el limonero en épocas con riesgo de heladas, aunque estas sean ligeras.

Se sabe que, ante una helada, los limoneros que han sido podados resisten peor las bajas temperaturas, pudiendo sufrir daños más severos por frío que aquellos que no se podaron.

A grandes rasgos, la primavera es la mejor época de poda del limonero, una vez pasado el riesgo de heladas. En primavera, si no estamos seguros, siempre es mejor retrasar la poda que adelantarla.


Paradas vegetativas

El limonero suele detener su crecimiento con la llegada de las bajas temperaturas, mediado el otoño y durante el invierno, retomándola en primavera.

De igual forma, cuando aprieta el calor del verano, frena de nuevo en su desarrollo y lo reanuda una vez que las temperaturas se hacen más suaves, a finales del verano y durante la primera mitad del otoño.

Estas paradas vegetativas, que serán distintas en cada clima, se pueden aprovechar para realizar podas ―excepto en invierno si hiela― de forma que no interfiramos con las etapas de crecimiento.


Fechas de poda

A continuación, vamos a concretar un poco más las fechas de poda según diferentes circunstancias que nos podemos encontrar.


Limonero joven en formación

Se puede podar en cualquier momento del año, excepto cuando haya riesgo de heladas.

Siempre es mejor cortar una rama mal situada en cuanto la detectemos que esperar un año entero, puesto que entonces será más gruesa y habrá consumido unos recursos que podrían haber sido aprovechados en otras ramas que si fueran a conservarse.


Limonero con fruto

En este caso podamos una vez cosechados los limones y siempre que haya pasado el riesgo de heladas, de forma que cuando el árbol rebrote ya no se verá afectado su desarrollo.


Limonero con vecería

Se trata de árboles que alternan buenas producciones con otras bastante malas.

Los podaremos tras la caída de los pétalos y hasta el mes de junio (no aplicable para el 4 estaciones)


Podas intensas

Siempre que pretendamos cortar grandes ramas, tendremos que esperar a la primavera, entre tanto podemos despuntarlas.


En climas sin primavera

Para el caso de países en los que la primavera no existe como una estación marcada del año, la poda del limonero se puede realizar tras la estación más fría o durante la época de más calor, en los que el crecimiento del árbol se encuentre detenido.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.