FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES PARTICIPA
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Origen de las habas

Aquí encontrarás información veraz acerca del origen de la haba —Vicia faba—, de dónde se cree actualmente que proviene, cuándo y dónde comenzó a cultivarse y cómo llegó a extenderse por todo el mundo



Búsqueda personalizada



Es sabido que la haba fue cultivada desde los inicios de la agricultura —hace unos 10 500 años— pero hasta el momento no se han encontrado representantes salvajes de esta especie ni otras estrechamente relacionadas con ella. Es por esto que el antepasado silvestre se puede considerar extinto o al menos no hallado. Algunos autores suponen que quizás la haba silvestre tenía un hábitat tan reducido que fue domesticada por completo y tras un cultivo muy intenso, los rastros de las formas originales se habrían perdido.

Se han hallado habas en yacimientos arqueológicos que datan del Neolítico precerámico (9800 - 6000 antes de nuestra era), en diferentes lugares de Oriente Próximo —cuenca del río Jordán, Orontes y en el Tigris superior—. Aunque se desconoce si fueron cultivadas o recolectadas en la naturaleza, el hallazgo de una gran acumulación parece indicar que provenían de una cosecha.

Teniendo en cuenta éstos y otros datos, los investigadores albergan pocas dudas en cuanto a que el antepasado silvestre de la haba crecía en los suelos fértiles y húmedos de Oriente próximo.

Las habas fueron consumidas por egipcios, griegos y romanos, y quizás llevadas consigo durante la expansión de sus respectivos imperios. En el caso del imperio romano, el haba tubo una gran importancia como alimento básico de los soldados y de las clases bajas —en forma de harina principalmente—. Quizás fueron ellos, los romanos, los que difundieron su cultivo por Europa; y del viejo continente dio el salto a América, tras la odisea de Cristóbal Colón.