FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo se siembran las habas

Publicado por Antonio Amigo   ✧   Entre la azada y el teclado...

Sigue estos sencillos pasos para sembrar las habas en tu huerto o huerto urbano y obtendrás una muy buena cosecha de esta nutritiva leguminosa.


- Antes de realizar la siembra de las habas habrá que preparar el terreno, dejándolo suelto, mullido y abonado si fuera necesario.

- Las habas se siembran directamente en el suelo, sin necesidad de realizar previamente semillero o almácigo.

- Para acelerar la germinación, se pueden dejar en remojo en agua durante 24 horas, o menos si no se dispone de tiempo. Con 3 o 4 horas ya se habrán hidratado considerablemente.

- Si se prevé que las semillas pueden ser atacadas por hongos del suelo, podemos sumergirlas en un preparado fungicida


Proceso de siembra paso a paso



Si no se han hecho durante la preparación previa del terreno, se realizan surcos elevados o caballones, aportando la tierra de los lados hacia el centro del surco.

La separación entre los surcos o caballones será al menos de 50 cm.

Es posible sembrar las habas sobre el suelo plano —sin realizar caballones— pero solo en lugares donde no se esperen lluvias intensas o prolongadas. En este caso, habrá que disponer un sistema de riego por goteo o exudación, si fuera necesario regar.

Se procede a la siembra de las habas de dos formas posibles: a golpes o a chorrillo. En la primera y la más recomendada —a golpes— la separación entre golpes será de 25 a 30 cm, depositando una semilla por golpe —o dos cada 50 cm— a unos 6 cm de profundidad, aunque si el tiempo está lluvioso puede ser menos ya que germinarán igualmente aunque queden sobre la tierra.

La siembra se realizará preferiblemente en el lado del caballón que recibe más sol, a media altura entre el fondo del surco y la cumbre del caballón.


Imagen 1. Representación de tres opciones posibles para sembrar las habas

Una vez depositadas las semillas y tapadas con tierra, se realizará un riego si ésta estuviera muy seca o ninguno si el terreno se encuentra bien húmedo. Es importante no encharcar la tierra ya que se podrían pudrir las habas antes de germinar o contraer enfermedades.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.