FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Dónde plantar frambuesas

Aquí descubrirás qué condiciones prefiere la frambuesa para desarrollarse adecuadamente y producir buenas cosechas, tanto en lo referente al clima, al suelo, como a la ubicación que debemos darle en nuestro huerto, jardín o huerto urbano


Búsqueda personalizada

Antes de comenzar con este artículo, en el que explicaremos en qué climas y en que lugares de nuestra casa o huerto podemos plantar las frambuesas, tenemos que dejar claros los nombres, tanto el de la fruta, como el de la planta que la produce.

Cuando hablamos de frambuesa, nos referimos a la fruta del frambueso. Por tanto, hablaremos de dónde plantar frambueso —la planta—, aunque puede que también utilicemos el nombre del fruto cuando nos refiramos a la planta, puesto que muchas veces es lo más sencillo.

Aclarado el dilema de los nombres, vamos de lleno con el artículo.

Qué veremos aquí...

✦ En qué climas y suelos se desarrolla mejor el frambueso.

Dónde plantarlo teniendo en cuenta sus preferencias.


Condiciones climáticas

Prefiere climas templados, con inviernos definidos, ya que el frío es importante para que tenga lugar una buena floración. Requiere entre 700 y 1700 horas de frío en invierno.

Resiste muy bien en frío cuando se encuentra en reposo vegetativo —durante el invierno—. En cambio, las heladas tardías (a finales de primavera) y las tempranas (a principios de otoño) pueden causar daños en las hojas, flores y frutos.

Prefiere veranos cortos, puesto que si se mantienen durante mucho tiempo las temperaturas elevadas el frambueso sufre y la producción se ve afectada.

Le favorecen los climas húmedos, con precipitaciones regulares durante todo el año, si bien es cierto que durante la maduración del fruto, un exceso de humedad puede provocar pudriciones en los frutos maduros y un retardo en la maduración en los demás.

Los vientos fuertes le son muy perjudiciales cuando el frambueso está en pleno crecimiento (primavera) y sus brotes son tiernos, al igual que cuando posee flores y frutos. En invierno, puesto que las plantas se encuentran desprovistas de hojas y generalmente podadas, el viento no suele causar daño alguno.


Suelos

Los prefiere de ligeramente ácidos a neutros (pH 6 - 7.8), profundos, fértiles, con un buen porcentaje de materia orgánica y poco salinos.

Mención a parte merece el tema de la textura del suelo y del drenaje, ya que la frambuesa es muy sensible a la asfixia radicular debido al encharcamiento del suelo. Por tanto, exige suelos que drenen bien el agua. En terrenos con pendiente, puede desarrollarse bien en suelos con cualquier textura, desde arcillosos a arenosos. En cambio, en terrenos planos o incluso en zonas cóncavas (que acumulen agua), habrá que descartar el cultivo si el suelo es arcilloso.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el suelo dónde se va a plantar el frambueso esté libre de nemátodos y verticillium —un género de hongos patógenos.


Dónde plantarlo

Una vez conocidos los requerimientos edafoclimáticos del frambueso o frambuesa, ya podemos entender mejor el por qué de buscarle una u otra ubicación en nuestro huerto. Vamos con ello!

Primeramente, tenemos que decidir si la vamos plantar en una maceta o directamente en el suelo del huerto o jardín. En el primer caso, nos resultará fácil elegir un sustrato que cumpla las condiciones que vimos en el apartado de suelo. Hay muchos en el mercado, aunque también podemos hacerlo nosotros con tierra, arena, humus, estiércol, turba, etc. en las proporciones adecuadas.

Una vez que hemos solucionado el tema del sustrato, el resto de condicionantes serán los mismos, tengamos la frambuesa en maceta o en el suelo.

En principio, le buscaremos un lugar bien expuesto al sol. Si el clima es muy caluroso y soleado en verano, será mejor plantarla en un lugar que le proporcione sombra en las horas de mayor insolación —al mediodía—. Un buen sitio sería debajo de un árbol de copa alta, de forma que durante la mañana y la tarde, los rayos del sol lleguen a la frambuesa por debajo de la copa, pero al mediodia, puesto que el sol queda encima del árbol, recibirá una buena sombra.

Si la plantamos en el suelo del huerto o jardín, pondremos especial cuidado de no hacerlo en zonas que se encharquen, como cerca de un grifo, fuente, estanque, depresión del terreno, o cualquier otra circunstancia que haga que el agua se acumule en el lugar. Si el suelo es muy arcilloso, es mejor que plantemos el frambueso en un lugar elevado —en la parte alta del jardín o en un bancal sobre el suelo— así evitaremos que sufra de asfixia radicular.


En huerto urbano

Si vamos a tener el frambueso en una terraza, balcón o galería, pondremos especial atención a la necesidad de horas de frío que tiene la planta. En invierno, cuando pierda las hojas, la dejaremos en el lugar de la terraza más expuesto al frío, mientras que al llegar la primavera, la llevaremos de nuevo a una ubicación más protegida del viento y soleada.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.