FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

CUÁNDO SE PODAN los cerezos


Explicamos en qué tres momentos del año se pueden realizar los distintos tipos de poda en el cerezo y cuándo se debe evitar para reducir el riesgo de gomosis e infecciones, puesto que es un árbol muy sensible a estas .


La mayoría de los frutales de hoja caduca (manzanos, perales, membrilleros, nogales, kiwis, caquis, etc) se podan durante el periodo de reposo, una vez que han perdido las hojas y apenas presentan movimiento de savia (finales de otoño a inicios de la primavera)

Se hace así por que de esta forma el árbol pierde menos recursos, ya que la mayor parte de la la savia se encuentra en las raíces, y no en las ramas, ni en las hojas.

En el caso del cerezo ―aunque también pierde las hojas y entra en reposo durante el invierno― no se debe podar durante esta época, puesto que presenta dos inconvenientes principales:

Gomosis: el cerezo suele exudar gomas por los cortes cuando se poda en época de reposo.

Infecciones: hay un riesgo elevado de que las heridas se infecten.

Ambas cosas tienen una causa común: los cortes de poda no se cierran rápidamente, puesto que el árbol no tiene actividad.


Crecimiento activo

El cerezo se debe podar cuando está en crecimiento activo, es decir, con savia en circulación, de forma que las heridas comiencen a cicatrizar rápidamente, evitando o reduciendo la gomosis y el riesgo de infección.

Esto deja fuera tanto la parada vegetativa de invierno como la de verano. Aunque en esta última permanece un cierto movimiento de savia, es mucho menor y, además, si se dan altas temperaturas y tiempo seco, el árbol puede sufrir deshidratación a través de cortes, haciendo que se debilite.

En los climas templados, las etapas de crecimiento de cerezo son dos: la de primavera ―la principal― y la de finales de verano y otoño ―mucho menos importante y a veces inexistente.

Nuestros cerezos apenas muestran crecimiento otoñal aunque sí mantienen las hojas y la savia sigue activa después del verano, por lo que creemos que el escaso crecimiento puede ser debido al estrés climático.



Mejores épocas de poda

Como se dijo, el cerezo se puede podar en varios momentos, evitando siempre el periodo de reposo invernal.


Finales invierno a principios de primavera

Esta es la mejor época para realizar la poda de formación en cerezos jóvenes y para la de rejuvenecimiento en árboles que necesitan una renovación.

También se puede hacer la poda de fructificación en esta época pero no es lo ideal, al menos en climas templados.

Se debe esperar a que el cerezo muestre signos de actividad, como por ejemplo hinchamiento de las yemas.

Es mejor podar antes de que las yemas se abran del todo, ya que habrá menos recursos en las ramas que si esperamos a que aparezcan flores y hojas.


De primavera a otoño

A lo largo de la primavera y hasta inicios del otoño, se pueden realizar podas en verde para retirar chupones, pinzar brotes mal situados o aquellos que crecen demasiado, etc.


A principios de otoño

Es el mejor momento para realizar la poda de fructificación en árboles adultos. Cuando broten en la primavera siguiente ya solo consumirán recursos las las yemas que se han dejado sin podar.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.