FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Nuestra cosecha de cebollas

Publicado por Antonio Amigo   ✧   Entre la azada y el teclado...

Aquí puedes contemplar nuestra última cosecha de grandes y hermosas cebollas del huerto familiar ecológico.


En esta ocasión, es el turno de presentar nuestra cosecha de cebollas totalmente ecológicas.

Han sido cultivadas sin agroquímicos de ningún tipo. En el momento de la plantación añadimos una pala por planta de compost casero bien maduro y lo depositamos en el fondo del surco, para que las cebollas lo alcanzaran semanas más tarde.

Las plantamos a mediados de la primavera y las recolectamos a finales del verano.


Foto 1. Surco de cebollas dos semanas después del trasplante.

En la foto anterior casi no se aprecian las plantas, eran bastante pequeñas y, además, debido a las lluvias tuvimos que plantarlas más tarde de lo que queríamos. Pensábamos que quizá no ya lograríamos una buena cosecha, pero estábamos equivocados.

Llegó el tiempo seco, soleado y los días más largos. Instalamos el riego por goteo en todo huerto, también para las cebollas ya que éstas prefieren tener siempre una cierta humedad en el suelo.

Foto 2. Dos meses más tarde ya se ven mucho mejor. El cultivo va bien.

Tuvimos la precaución de mantener los alrededores de las cebollas limpios de malas hierbas y acolchados con hierba seca que cortamos en la parcela de los frutales. El material de acolchado no debe de tocar la cebolla para evitar pudriciones.

Los días secos y soleados dejábamos el riego abierto toda la noche pero al mínimo caudal por lo que el goteo era muy muy lento.

Foto 3. Dos semanas antes de la recolección las pisamos o doblamos hacia abajo los tallos.

Cuando se acercó el momento de la cosecha, una parte de las cebollas estaban secando bien sus hojas pero otras aún las tenían bastante verdes, por lo que procedimos a pisarlas o doblar sus tallos hacia el suelo para forzar que las plantas dejaran de alimentar las hojas y concentraran todos los nutrientes en el bulbo.

Foto 4. Tras cosecharlas las colgamos en una cuerda fuerte y las llevamos a un lugar fresco, seco y oscuro.

Finalmente ha resultado ser una cosecha estupenda. Más de 100 cebollas de buen tamaño y gran homogeneidad.

Desgraciadamente no estamos seguros de qué variedad se trata ya que las compramos como "cebolla morada" pero debió de haber algún tipo de confusión en el vivero ya que no resultaron ser moradas.

Por su aspecto parece la variedad "virtudes" ¿? Si alguien reconoce esta variedad por las fotos, le agradeceríamos que nos escribiera un email o nos lo hiciera saber a través de nuestros perfiles en las redes sociales.



Consulta nuestra guía sobre cómo cultivar cebollas. En ella damos las claves que consideramos más importantes para lograr cosechas como ésta.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.