FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Berenjena origen


La berenjena no procede del mismo continente que sus primos el tomate, la patata o el pimiento y su primer uso nada tenía que ver con la alimentación.


La berenjena pertenece a la familia de las Solanáceas, al igual que los tomates, pimientos o patatas pero, sin embargo, su origen es muy distinto. La mayoría de las hortalizas de esta familia proceden de América, pero no es el caso de la berenjena, cuyo origen se sitúa en Asia —India, China o algún lugar del sudeste asiático—.

En China, principalmente, se cultivan unas 20 variedades diferentes de berenjenas.

El primer uso de la berenjena fue seguramente medicinal, puesto que si no se prepara adecuadamente, su sabor es amargo. Ya en el año 100 antes de nuestra era, se describen —en textos indios de la época— los beneficios que la berenjena tenía para la salud.

En la literatura china antigua también se recogen referencias al uso de esta planta así como las variaciones que los agrónomos de la época fueron induciendo en la planta mediante selección artificial. Desde frutos verdosos y redondeados, de pequeño tamaño, se fue pasando a la forma actual de la berenjena.

La berenjena debió de llegar a Europa en época romana —berenjena hallada sobre un sarcófago romano del siglo II— y quizás pudo ser llevada por todo el imperio como planta decorativa. Más tarde, con el descubrimiento de América, la fruta llegó a la tierra de origen de sus parientes el tomate, la patata o el pimiento.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.