FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cuándo cosechar berenjenas

Aquí encontrarás información precisa acerca del mejor momento para cosechar la berenjena, cuánto tiempo pasa desde el trasplante hasta la maduración de los primeros frutos, cuánto dura el periodo de cosecha y cómo identificar cuándo los frutos están maduros, entre otras cosas...


Búsqueda personalizada

Al igual que en la mayoría de los cultivos hortícolas, el comienzo de la temporada de recolección de la berenjena depende de varios factores, todos ellos relacionados con las condiciones ambientales, el manejo del cultivo y la genética de cada variedad.

Así, por ejemplo, en los cultivos profesionales bajo invernadero —en el Sur de España— la duración de la cosecha puede abarcar de octubre a junio, de septiembre a diciembre, de marzo a junio, etc. en función de las fechas en las que se hizo la plantación, la planificación del cultivo que va a suceder al de berenjena, la variedad...


Cosecha en cultivo doméstico

En el caso del cultivo de la berenjena a nivel doméstico, en huertos tradicionales, urbanos, maceto-huertos, etc. la época de recolección suele ser bastante concreta y está muy condicionada por el tiempo atmosférico.

Para el caso del cultivo en exteriores en las zonas templadas del hemisferio Norte, la berenjena se comienza a cosechar a partir del mes de julio, como muy pronto. A menos que el tiempo haya permitido una plantación muy temprana y el buen desarrollo de ésta, es bastante complicado que las berenjenas maduren antes. En las zonas templadas del hemisferio Sur, la cosecha comenzaría a partir de enero.

En el caso de disponer de un invernadero bien situado y siempre que el clima local sea suave y con buena luminosidad, es posible lograr cosechas más tempranas, a partir de la segunda mitad de la primavera, aunque no es lo común a escala doméstica.


Cómo saber cuándo está madura

Foto 1. Berenjena madura. Color negro brillante.

Una buen técnica para detectar el momento óptimo para la recolección de la berenjena, es fijarse en el color de su piel. Cuando adquiera un color negro brillante —en caso de ser berenjenas de color morado—. Si son de otro color esta técnica no sirve, puesto que nunca se pondrán de color negro.


Contando los días

Si el cultivo encuentra unas condiciones ideales y se desarrolla de forma óptima, la cosecha de la berenjena puede comenzar entre los 68 y 85 días después del trasplante. Lo más frecuente es que pasen entre 100 y 125 días. En caso de que las condiciones, especialmente la temperatura y la luminosidad, no sean suficientes durante parte del ciclo, el momento de la cosecha se retrasará, tanto más cuánto más tiempo hayan durado las condiciones desfavorables.

Desde que vemos una flor hasta que en esa misma flor obtenemos un fruto maduro, suelen pasar entre 30 y 40 días, en condiciones favorables.


Nuestras berenjenas

En nuestro huerto de Galicia (Norte de España), solemos trasplantar las berenjenas entre finales de abril y principios de mayo (a partir de la segunda mitad de la primavera). No lo hacemos antes por que las cultivamos en exterior y las condiciones desfavorables harían que casi no hubiera desarrollo de las plantas o que incluso perecieran.

Si el tiempo ha sido cálido y soleado durante la mayor parte del verano, nuestras berenjenas comienzan a madurar a partir de la segunda mitad de julio y la cosecha se alarga hasta octubre (unos 3 meses). En realidad, si las condiciones favorables se mantuvieran, el periodo de cosecha se podría alargar bastante más, puesto que la berenjena es una planta vivaz, es decir, vive más de un año.

En este artículo sobre el riego de la berenjena, te explicamos la importancia del riego una vez que comienza a dar frutos. Tenlo en cuenta.