FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Alcachofa


En este artículo encontrarás un video-tutorial del horticultor experto Pepe Ballarín y contenido ampliado sobre el cultivo de la alcachofa con todo lo que necesitas saber para entender y manejar adecuadamente esta peculiar planta y sus exquisitas flores, la parte que nos comemos..


En el siguiente vídeo del canal miquera73 de Pepe Ballarín, se trata el cultivo de la alcachofa de forma íntegra, desde la reproducción o plantación hasta la recolección, pasando por aspectos tan importantes como el abonado o el riego.


Comentarios vídeo sobre la alcachofa

Debemos comenzar estos comentarios agradeciendo a Pepe el trabajo altruista que realiza, para ofrecernos un contenido de calidad a todos los amantes del huerto, ya seamos principiantes o medianamente expertos.

El cometido de estos comentarios sobre el vídeo es analizar, ampliar, matizar y dejar por escrito los contenidos para que puedan ser consultado por partes y estudiados por quién lo desee.

Comienza el vídeo hablándonos del origen de la alcachofa y de las principales zonas de cultivo. Debemos saber en todo momento de dónde viene lo que estamos plantando y su importancia. Esto está muy bien, pero vamos a lo que realmente nos interesa, que son las características y manejo del cultivo de la alcachofa.


Clima

Según nos narra el autor, la alcachofa es una planta que prefiere climas templados. Por tanto, los ambientes extremos en cuanto a calor o frío no le van bien.

Al igual que el ajo y otras hortalizas, vegeta mejor con temperaturas frescas así que a la salida del invierno y durante la primavera será lo que podemos esperar.


Ubicación en el huerto

Como bien comenta Pepe, al ser una planta que va a estar varios años en el mismo lugar hay que buscarle un sitio que no nos impida hacer las rotaciones propias del huerto. Una buena idea es aprovechar rincones o el borde del huerto, plantando una fila de alcachofas que no nos estorbará para nada.


Abonado

Aquí quizás sea donde podemos encontrar más diferencias entre nuestra filosofía de cultivo y el método que sigue Pepe. Nos habla de hacer un abonado de fondo y una labor profunda. No ponemos en duda que sea beneficioso y dé buenos resultados. En contraste, nosotros seguimos una filosofía de imitación de la naturaleza, cercana al concepto de agricultura de conservación. Es decir, evitar pisar el terreno para ahorrarnos la labranza del mismo. ¿Y cómo abonamos entonces? Pues desde la superficie, como lo hace la naturaleza. Extendemos compost sobre el suelo y lo tapamos con un material orgánico de acolchado, en nuestro caso segadura de hierba y restos de los cultivos. La fertilización se produce a medida que el agua de lluvia o de riego va arrastrando los nutrientes hacia las raíces.

En el vídeo se mencionan las cenizas de madera como fertilizante rico en potasio que le va muy bien a este cultivo. Tenemos un artículo específico sobre las cualidades de la ceniza como abono donde profundizamos más en el tema. Es muy interesante.


Suelos

Además de lo explicado en el vídeo, añadiremos que si el suelo no drena bien el agua —además de tratar de mejorar su estructura— podemos realizar camas o caballones altos y plantar las alcachofas en la cima de estos. Todo lo que elevemos el nivel con respecto al suelo estaremos facilitando el drenaje. Lo mismo si el huerto tiene cierta pendiente. En la zona más elevada el drenaje será mucho mejor que en las zona deprimidas.


Plantación

Como bien dice Pepe, para las plantas de alcachofa producidas a partir de semilla, habrá que tener cuidado de trasplantarlas al exterior una vez cese el riesgo de heladas. Si no estamos seguro o si queremos adelantar un poco la fecha, podemos proteger las plantas con garrafas o botellas de plástico.


Riegos

En en vídeo se recomienda el riego a manta o inundación del surco, estando la alcachofa plantada en lo alto de un caballón. Si se dispone de mucha agua es posible hacerlo pero si no, es mejor recurrir a otros métodos como el goteo. Si lo combinamos con un buen acolchado el ahorro de agua será muy grande y estaremos seguros de que el suelo se mantiene húmedo siempre.


Plagas y enfermedades

Completaremos este apartado haciendo referencia a un excepcional método para combatir el pulgón mediante agua jabonosa. Se puede utilizar tanto como se desee puesto que es inofensivo tanto para las plantas como para nosotros.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.