FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo podar la albahaca


La albahaca se puede cortar de diferentes maneras en función de cómo se quiera cosechar, si ha sufrido daños, está ahilada por falta de luz, etc. y en este artículo explicamos como hacerlo.


La albahaca se suele cortar en el momento de la recolección o cosecha de las hojas o flores, y es raro que se pode por otro motivo distinto de este o de una renovación sanitaria de la planta en caso de que sufra algún daño.


Corte gradual

Cuando la albahaca se cultiva en huertos familiares, se suelen cosechar las hojas necesarias en fresco para utilizar en la cocina, dejando que el resto de la planta siga creciendo.

En esta modalidad de "poda", se cortan exclusivamente las partes necesarias. Se pueden podar tallos enteros ―dejando unos 10 cm sin cortar― u hojas individuales.

Recomendamos cortar tallos en lugar de hojas, para favorecer que la planta se renueve. Cosechando solo hojas empeora mucho el aspecto de la albahaca y se entorpece la emisión de nuevos tallos.


Corte total

Cuando se desea recolectar toda la planta de albahaca ―para secar, regalar, etc―, se debe "podar" la mata a unos 10 ó 15 cm del suelo, generalmente antes o al comienzo de la floración.

Dependiendo del clima y del suelo, se pueden realizar cortes completos una vez al mes o tan solo dos durante el cultivo.

Aportar abonos nitrogenados ―como el purín de ortigas― tras la poda, favorece el rebrote vigoroso y acortando el tiempo que ha de pasar entre cortes.


Renovación o saneamiento

En ocasiones, la albahaca puede sufrir el ataque de plagas y enfermedades, o sufrir daños por frío, sequía, aplastamiento, etc. que hacen que parte de la planta muera o se seque.

En estos casos, es recomendable podar cuanto antes las partes afectadas, o toda la planta si los daños son muy graves, limpiar el suelo a su alrededor para mejorar la aireación y aportar abono para estimular el rebrote.

Si la causa de los daños ha remitido ―y el perjuicio no ha sido letal―, la albahaca rebrotará con fuerza.

Otras veces, la planta de albahaca se encontraba creciendo en un lugar menos luminoso de lo que debería, y los tallos crecen demasiado largos y débiles; la albahaca ya no se mantiene erguida.


CÓMO REPRODUCIR ALBAHACA

Aquí puedes ver cómo obtener nuevas plantas de albahaca aprovechando los restos de poda.


Cuando ocurre esto, es necesario podar toda la planta a unos 10 cm del suelo y ponerla en un lugar más luminoso para que no se vuelva a repetir el problema.


Poda estética

Si lo que se desea es que la albahaca tenga una forma con alto valor ornamental, entonces conviene favorecer la formación de nuevos tallos hojas que cubran los espacios vacíos, al tiempo que se acortan las ramas más largas.

Para lograrlo, hay que podar con frecuencia las puntas de los tallos más largos, y cortar unos centímetros por encima del suelo aquellos que tienen aspecto despoblado.

Esta poda hará que la albahaca vaya tomando una forma más redondeada y compacta, que será muy agradable a la vista.


CÓMO CULTIVAR LA ALBAHACA

Aquí tienes más información sobre el cultivo de esta planta.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.