INICIO FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES COMUNIDAD DEL HUERTO PARTICIPA

Las gallinas en el huerto

Las gallinas son un aliado excelente para nuestro huerto. Si sabemos utilizarlas nos ahorrarán mucho trabajo, producirán un excelente abono y, además, nos darán huevos frescos cada día



Las gallinas juegan un doble papel en nuestro huerto. Pueden aportar muchos beneficios pero también destrozar nuestros cultivos en menos de lo que canta un gallo. Entonces, ¿cómo hacer para aprovechar su actividad en favor del huerto? Verás que no es complicado.


Conociendo a las gallinas



Antes de nada, debemos saber cómo se comportan las gallinas. Sabemos que son animales omnívoros que, además de comer vegetales, les encanta escarbar en la tierra en busca de semillas y pequeños invertebrados (también algunos vertebrados pequeños como lagartijas y ratones) como larvas de diferentes insectos, gusanos, lombrices, caracoles y, casi cualquier cosa que esté o haya estado viva.

También sabemos que las gallinas producen unos excrementos, denominados gallinaza, que son muy ácidos pero muy ricos en nutrientes, sobre todo nitrógeno, y que serán un excelente abono para el huerto. Claro que, no debemos pasarnos con la cantidad.


Beneficios para el huerto



Leído el apartado anterior, ya nos hacemos una idea de por donde van los tiros.

Podemos resumir los beneficios que aportan en:

  1. Controlan las poblaciones de invertebrados del huerto, muchos de ellos plagas de nuestros cultivos. Notaremos como hay menos caracoles y babosas, menos insectos que habitan en las capas superiores del suelo o en la hierba.

  2. Eliminan las malas hierbas. Si las tenemos el tiempo suficiente dejan el huerto totalmente limpio, absolutamente sin ninguna cobertura vegetal. No es tanto porque se coman la vegetación y sus semillas, que también, sinó por que se pasan el día escarbando y, claro, no hay hierba que pueda desarrollarse.

  3. Aportan nutrientes al huerto, sobre todo nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, azufre y determinados micronutrientes. La gallinaza es un abono considerablemente más rico en nutrientes que otros abonos orgánicos, entre ellos el de vaca, por ejemplo. (La gallinaza) Además nos estarán ahorrando el tiempo y el trabajo empleados en recoger, transportar y extender el abono orgánico por el huerto. Ya se encargan ellas.

  4. El gallinero estará más limpio. Cuanto más tiempo pasen en el huerto menos excrementos depositarán en el gallinero y menos comida tirarán por el suelo.

  5. Ahorramos dinero en cereal para las gallinas. Efectivamente, las gallinas que se pasan el día en el huerto ya cubren parte de sus necesidades diarias de alimento con los invertebrados y la vegetación que se comen en el huerto.

  6. Ponen huevos. Sí, además de todo lo anterior, cada gallina nos premia con un huevo al día. Y no será un huevo cualquiera como los que podemos comprar en los supermercados. Será un huevo completamente natural, mucho más nutritivo y de un sabor excelente. No olvidemos que las gallinas se están alimentando de lo que encuentran en el huerto y, aunque les sigamos poniendo la misma comida en el gallinero, ese aporte extra se notará.

Con tantos y tan importantes beneficios como aportan a nuestro huerto y, en definitiva, a nosotros mismos, tenemos que ver cómo podemos hacerlo.


Integrando las gallinas en el huerto



Tenemos que poner a trabajar la imaginación y la experiencia de cada uno para ver cómo podemos integrar las gallinas en el huerto de una forma lo más óptima posible. Hay mucha información al respecto, que siempre es bueno consultar para obtener ideas pero, como en MundoHuerto nos gusta la experimentación y la creatividad, creemos que cada huerto es un mundo y que la mejor manera de hacerlo es la que le va bien a cada uno.

Dicho esto, te exponemos una forma de hacerlo que nos parece bastante acertada y que nosotros mismos utilizamos.

  1. Si aún no hemos construído el gallinero, o es de los que se pueden mover, estaría bien que lo dispongamos de forma que quede lo más próximo posible al huerto y, si es posible, situarlo de forma que haga la menor sombra posible al mismo. Esto facilitará bastante las cosas.

  2. Debemos tener el huerto cerrado sobre sí con cualquier elemento que retenga a las gallinas. Puede ser malla de alambre, de plástico, vegetal, etc.

  3. Si queremos que las gallinas salgan al exterior durante todo el año, incluso mientras el huerto se encuentra en producción, debemos disponer al menos de otra segunda área cerrada sobre sí y separada del huerto principal. Aquí es donde pasarán el tiempo las gallinas cuando no puedan entrar al huerto por que éste está en producción. Si tenemos una zona de frutales podemos aprovecharla para este fin. Si el huerto es suficientemente grande, podemos dividirlo en dos zonas aproximadamente iguales. En la primera cultivaremos este año y en la otra estarán las gallinas. Al llegar el otoño, y finalizar la producción en la primera zona, cambiamos las gallinas a ésta y preparamos la otra para el cultivo al año siguiente.

En la imagen de más abajo puedes ver una representación de este sistema. En este caso, la puerta por la que salen las gallinas del gallinero es doble. Una mitad abre hacia la zona A del huerto y la otra hacia la zona B. De esta forma podemos cambiar las gallinas de zona sin esfuerzo. Solo tenemos que cerrar la puerta al atardecer, cuando todas estén dentro del gallinero y, al día siguiente abrir la otra puerta para que pasen a utilizar la otra zona del huerto.

Cuando cambiemos de zona, aprovechamos para limpiar el gallinero, si no lo tenemos ya limpio, y extendemos los restos por la zona del huerto que han estado utilizando las gallinas. Con este abono orgánico y con el que han estado depositando las gallinas directamente sobre el terreno, tendremos un huerto rico en macronutrientes para los próximos meses de cultivo.

El número de gallinas tiene que estar en proporción al tamaño de la zona del huerto que queremos transformar.

No todas las razas de gallinas tienen el mismo comportamiento y, por tanto, unas harán más trabajo que otras. Cuanto más rústica sea la raza que elijamos mejor.

Búsqueda personalizada


Síguenos




Suscríbete

Recibirás en tu email todas las novedades de MundoHuerto



Organismos beneficiosos para el huerto