FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Ventajas de los semilleros


Hablamos sobre las ventajas y desventajas más importantes de la siembra en semilleros en comparación con la siembra de asiento en el terreno definitivo.


Realizar siembra en semillero no siempre es lo más idóneo, pero con determinadas plantas y en climas con estaciones marcadas, suele ser necesario ―por no decir imprescindible―, ya sea que lo hacemos nosotros mismos o un viverista al que luego le compramos las plantas.

Pero aún con las plantas que no necesitan de fase de semillero, puede llegar a ser muy ventajoso en comparación con la siembra de asiento ―siembra directamente en el terreno―, por lo que siempre hay que tener en cuenta esta opción.

Veamos ahora las ventajas concretas que ofrecen lo semilleros y luego veremos algunas desventajas, que también las tienen.


Ventajas

Como ya indicamos, también tienen cosas negativas, pero en general pesan más las positivas. Ya verás!


Ahorro de tiempo de cultivo

Esta es una de las ventajas más importantes, ya que los semilleros permiten realizar siembras adelantadas para que el cultivo comience a desarrollarse en el exterior en cuanto sea posible, sin perder el precioso tiempo que algunos necesitan en climas templados y fríos.

Quizás el caso las representativo sea el de las solanáceas (tomate, pimiento, berenjena, etc) que no se desarrollan bien hasta que la temperatura es cálida y la luminosidad abundante.

Sembrándolas en semillero en invierno, las plantas estarán listas para el trasplante en cuanto el tiempo lo permita. En cambio, si se siembran en la tierra, habría que esperar hasta este mismo momento en el que el clima es favorable, con el retraso que eso supondría.

El hecho de que las plantas pasen su primera etapa ―a veces bastante larga― en el semillero, permite mantener más tiempo desocupadas las parcelas, bancales o recipientes del huerto, y por tanto se pueden emplear para otro cultivo, realizar abonados, acolchados, etc.


Mejor porcentaje de germinación

Puesto que las condiciones pueden ser controladas artificialmente, por ejemplo manteniendo el semillero dentro de casa, las semillas suelen encontrar un ambiente más propicio para la germinación y, por tanto, germinar en menos tiempo, evitando posibles pudriciones.

Por otro lado, al tratarse de un método más meticuloso, permite depositar menos semillas en cada alvéolo ―ya que no se pierden―, y que junto con la mejor germinación, dan como resultado un considerable ahorro de semillas.

Y por último, las semillas estarán a salvo de ratones, topillos, pájaros, etc. por lo que no habrá sorpresas desagradables, naciendo de forma uniforme.


Protección sencilla

Puesto que los semilleros suelen ocupar poco espacio, es muy fácil llevarlos a un lugar protegido ―como un invernadero o el interior de casa―, cubrirlos con un plástico o incluso ponerles calefacción.

Esto sería mucho más complicado si la siembra se realiza directamente en el terreno, ya que habría que manejar una superficie mucho más grande, aumentando el coste de los materiales, el esfuerzo y el tiempo.


Movilidad

Ya lo adelantamos en la ventaja anterior, y es que al ocupar poco espacio y ser móviles, los semilleros se pueden llevar de un lugar a otro.

Esto es importante si no se dispone de un lugar cálido y luminoso dónde puedan estar todo el día. En este caso se pueden meter en casa por la noche y sacarlos por el día a la luz.

Además, que se puedan mover implica también que si nos sobran plantas podemos regalarlas fácilmente a familiares, amigos, vecinos, etc.


Menos enfermedades

En los semilleros también pueden aparecer enfermedades si se siembran semillas que no están sanas, o se emplean sustratos contaminados con microorganismos patógenos, como por ejemplo tierra del jardín o compost casero.

Sin embargo, utilizando semillas sanas y un sustrato específico para semilleros, es muy probable que nos libremos de las enfermedades, pero eso sí, hay que tener cuidado de no regar demasiado.


Fácil control de malas hierbas

Si se opta por un sustrato comercial para semilleros, es casi seguro que no contendrá semillas de plantas, y por tanto solo germinará lo que sembremos.

Esto cobra una especial importancia cuando desconocemos qué aspecto tendrá la planta que hemos sembrado, ya que así estaremos seguros de que no la confundimos con una "mala hierba"

Incluso empleando sustratos caseros ―que posiblemente lleven semillas de adventicias―, es sencillo retirar con los dedos o con pinzas las plantas no deseadas que van naciendo, pero como decimos, para eso hay que distinguirlas de las que sembramos.


Desventajas

Aunque no son muchas, especialmente la primera de ellas suele ser un problema frecuente, y es por ello que los semilleros requieren bastante atención por nuestra parte.


Muy dependientes del riego

Este aspecto es el más difícil de manejar a la hora de mantener un semillero, ya que son muy propensos a secarse rápidamente en condiciones de calor y/o ambiente seco.

Esto es debido a que la cantidad de sustrato que llena los alvéolos de semillero es muy pequeña, y está aislada del resto, por lo que además de contener poca humedad, la cede rápido al ambiente, especialmente cuando las plantas ya están cerca del final de la etapa de semillero.

Para evitar tener que regar tan a menudo ―con el riesgo de que se seque o encharque el sustrato―, es muy importante elegir un sustrato de calidad, que se caracterice por retener gran cantidad de agua pero sin encharcamiento.


Necesidad de trasplante

Las plantas que se siembran en semillero requieren de un traslado al terreno definitivo, cuando su desarrollo sea suficiente y las condiciones ambientales lo permitan.

Se trata del trasplante, que no es una operación compleja, pero que a menudo suele acarrear algunos trastornos a las jóvenes plantas, especialmente si no se han aclimatado previamente al lugar.


CÓMO HACER UN SEMILLERO CASERO

Un semillero se puede hacer en casa a partir de muchos materiales distintos. Alguno te sorprenderá!

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.